Skip to main content

Noticia

F1

Sebastian Vettel se mareó durante las pruebas del “Escudo”

Sebastian Vettel, durante los entrenamientos del GP Gran Bretaña
Sebastian Vettel ha compartido sus primeras impresiones sobre el “Escudo”, la protección para la cabeza de los pilotos que la FIA quiere introducir en 2018. El alemán no ha acabado nada contento con el dispositivo y ha admitido que incluso llegó a marearse mientras estaba en pista.

Sebastian Vettel ha probado durante los primeros entrenamientos libres para el Gran Premio de Gran Bretaña el “Escudo”, sistema con el que la FIA quiere proteger la cabeza de los pilotos de la categoría reina a partir de 2018. Si bien parece mucho más atractivo en lo estético que el Halo, las sensaciones del alemán al volante no han sido nada buenas.

VÍDEO: las 10 claves del GP Gran Bretaña 2017

 

Vettel ha admitido que se llegó a marear en su primera vuelta con el dispositivo instalado. De hecho, pidió a su equipo volver al box para que se lo retiraran de forma inmediata y comenzar los entrenamientos de una forma habitual. El primer feedback del cuatro veces campeón del mundo no ha sido nada positivo.

Me mareé un poco. La visibilidad no es muy buena. Creo que es debido a la curvatura, que la distorsiona un poco”, admite Vettel, según publica Motorsport. Com. “Además, había mucha corriente de aire en la recta, saliendo de la parte trasera del casco, empujando mi cabeza hacia delante. Teníamos planeado hacer una tanda de vueltas con él, pero no me gustó y decidimos quitarlo”, agrega.

Los problemas de visibilidad no son el único problema del “Shield”. También hay que añadir que el tiempo de salida del habitáculo, primordial que sea el menor posible en caso de accidente, se ve afectado por el dispositivo. “Seguro que no es de ayuda”, asegura Vettel, aunque admite que “una vez nos acostumbremos será más fácil”.

La FIA continuará haciendo pruebas durante los próximos meses, tanto en interiores como exteriores. Habrá nuevas pruebas en el Gran Premio de Italia, después del parón veraniego, en septiembre. Allí tendremos una opinión diferente que permitirá a la Federación saber si sigue desarrollando el “Escudo” o directamente pasa a decidir que el Halo debe introducirse la próxima temporada.

Y además