Skip to main content

Noticia

F1

Los dos Renault F1, descalificados del GP de Japón de F1 2019

Daniel Ricciardo
Motorsport Images
La FIA investiga al equipo Renault de F1 después de que Racing Point presentase en Japón una reclamación por su sistema de ajuste de frenada.

Renault F1 está siendo investigado por, supuestamente, haber incumplido varios puntos del reglamento técnico de la Fórmula 1. El equipo Racing Point, uno de sus rivales en la mitad de la parrilla, ha protestado ante la FIA. Si se demostrase la culpabilidad de la escudería francesa podría llegar a ser desposeída de todos los puntos que tiene actualmente en el Mundial de Constructores.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: 40 años de la primera victoria turbo de Renault en Fórmula 1

Al final del pasado Gran Premio de Japón, el equipo Racing Point presentó una reclamación ante la FIA por el sistema de frenado de uno de sus rivales en la parte media de la parrilla, Renault. Según el equipo ahora controlado por el millonario Lawrence Stroll, Renault estaría utilizando un “sistema de ajuste predefinido del balance de frenada”, el cual incumpliría el reglamento técnico.

Concretamente, este sistema iría contra el artículo 11.1.3, que establece que “cualquier dispositivo asistido que pueda alterar la configuración o afectar el rendimiento del sistema de frenada, está prohibido”. El sistema de frenada debe ser ajustado por el propio piloto y nunca con ayuda electrónica, respetando la máxima del reglamento de que “el piloto debe conducir por sí solo el monoplaza y sin ayuda”.

Racing Point presentó ante la FIA un complejo dossier de doce páginas, que la Federación decidió estudiar, al mismo tiempo que intervino a Renault elementos de sus monoplazas, tales como las centralitas electrónicas o los volantes de los coches de Nico Hülkenberg y Daniel Ricciardo.

El Departamento Técnico de la FIA tendrá que investigar detenidamente lo ocurrido y después tomar una decisión sobre cómo castigar a Renault en caso de que haya evidencias que demuestren que ha ido contra el reglamento. La escudería francesa dijo en Japón que prepararía otro extenso dossier para defenderse de la protesta de Racing Point.

Renault F1 en Japón
Motorsport Images

Curiosamente – y esto no debe ser coincidencia – Renault y Racing Point están inmersos actualmente en la lucha por el quinto puesto del Mundial de Constructores de la F1. Renault se sitúa en ese quinto lugar y Racing Point es séptimo a 23 puntos de Renault y a solo cinco de Toro Rosso. Un castigo ejemplar haría que el equipo británico recortase distancias con el quinto puesto, lo que le proporcionaría grandes beneficios económicos si consiguiese acabar la temporada en él.

También podría ser que Racing Point intentara a la desesperada superar a Renault en la clasificación y haya utilizado cualquier sospecha para ponerla sobre la mesa de la FIA. La decisión la tendrán que tomar los comisarios, que analizarán si realmente hay notables evidencias en la reclamación de Racing Point y si hay componentes ilegales en las piezas de Renault que se han intervenido. Si la reclamación no prosperase, Racing Point perdería el dinero que cuesta interponer la queja.

Renault se puede enfrentar a una dura sanción

Si se demostrase la culpabilidad de Renault, un equipo de sobrado prestigio en la F1, podrían enfrentarse a un duro castigo tanto deportivo como económico. El principal sería la exclusión de sus pilotos, Daniel Ricciardo y Nico Hülkenberg del GP de Japón, donde acabaron en la séptima y novena posición. Si se comprobara que el sistema ha sido utilizado durante el resto de carreras de la temporada, Renault podría enfrentarse a perder todos los puntos sumados durante el curso.

Así mismo, sería muy probable que recibiera una multa económica y, además, dejaría de recibir importantes premios económicos, pues este año les sería imposible acabar en esa soñada quinta posición de la clasificación del Mundial de Constructores.

Renault y Racing Point
Motorsport Images

Esto no ayudaría en absoluto al compromiso de Renault con la Fórmula 1, que cada vez parece estar más debilitado. La compañía atraviesa actualmente un momento complicado, dada su situación empresarial tras los problemas legales en los que se vio involucrado su ex presidente, Carlos Ghosn, quien fue una de las principales personas que apostaron por la F1.

A eso hay que añadir que McLaren (único cliente del motor Renault) no ha renovado su contrato más allá de 2020 y que ni el rendimiento ni fiabilidad del motor y monoplaza francés han sido lo suficientemente buenos como para meterse entre los grandes desde que regresaron oficialmente a la F1 como constructores en 2016.

Actualización: En la previa del GP de México, la FIA emitió un comunicado en el que anunciaba que había descalificado a los dos coches de Renault del GP de Japón.

Imagen: Motorsport Images
 

Y además