Noticia

Estilo de vida

¿Qué zapatillas de running me compro?

¿Qué zapatillas de running me compro?

Susana Viñuela

04/07/2016 - 13:43

¿Qué zapatillas de running me compro? Pronador, supinador, 'veloceras', trail... Si te pierdes con la inmensidad de modelos y 'prestaciones' que ofrece el mercado, tranquilo; te ayudamos a descubrir qué modelo se ajusta mejor a tus necesidades. Para que tú solo tengas que encargarte de correr...

Cómo prepararse un maratón: a por los 42.195 metros

¿Qué zapatillas de running me compro? Tanto si llevas un tiempo corriendo, como si te acabas de sumar a la más que consolidada moda del running, probablemente alguna vez te lo hayas preguntado. Si es así, ahí va la respuesta: depende de ti y del uso que les vayas a dar a las zapatillas de running. Lo del uso tiene fácil e inmediata respuesta, pues todo el mundo suele tener claro lo que pretende hacer con su nueva adquisición. Ahora, lo de “depende de ti” tiene más intríngulis.

Qué zapatillas de running me compro: ¿cómo es tu pisada?

Unas zapatillas de running Porsche que cuestan 400 euros

Cuando caminamos o corremos, el pie rota hacia dentro; esto se llama pronación, un movimiento natural que ayuda a las piernas a amortiguar el impacto contra el suelo. Si este giro es mayor de lo normal (hiperpronación; como si terminases la pisada con el interior del pie y las rodillas se fuesen hacia dentro), eres pronador. Si el giro es insuficiente (como si pisases con el exterior del pie), supinador. Y si el giro está dentro de unos estándares de normalidad, neutro. La pisada que tengas, en sí misma, no es grave, pero incrementa el riesgo de lesión al correr, dada la naturaleza repetitiva de este deporte. 

Evidentemente, este es uno de los factores a tener en cuenta a la hora de comprar una zapatilla de running. ¿Cómo saber qué tipo de pisada tienes? A simple vista de profano es muy difícil diagnosticarlo (hay quien recomienda analizar tu huella, pero esto no es 100% eficaz, ya que no tiene en cuenta el movimiento del pie, que es lo importante). Para descubrirlo, hay varias posibilidades más exactas. Una es acudir a un podólogo donde te examinarían y, si lo necesitases, te harían unas plantillas correctoras. Su precio ronda los 200 euros (aunque varía muchísimo en función de la clínica). 

Pero no todos los corredores necesitan plantillas correctoras, ni todo el mundo tiene dolencias que requieran acudir a un podólogo para tratarse. Muchos runners tan solo quieren saber cómo corren para elegir las zapatillas adecuadas. En este caso, lo ideal es acudir a una tienda especializada con equipo de analizar tu pisada. 

Los principales errores que cometen los principiantes del running

¿Qué zapatilla de running me compro? Otros factores a tener en cuenta

“A la hora de elegir zapatilla para correr, además de la pisada, hay que tener en cuenta otros factores, como:

- La corpulencia: cuanto más grande seas, más amortiguación necesitarás; pero ojo, porque esta incrementa el peso de la zapatilla.

- El uso que le quieres dar: para correr en montaña tienen una suela más adherente que para hacerlo en asfalto; para entrenar llevan más amortiguación que para competir…;

- Si padeces algún tipo de lesión.

Sin olvidar que no siempre pisamos igual. Al final de algunas carreras, con el cansancio, todo el mundo tiende apronar un poco más; de hecho, para largas distancias, muchos corredores de pisada neutra se compran zapatillas de pronación.

Ciclismo, natación y running en las Skoda Series

 Otras cosas que has de tener en cuenta cuando vayas a elegir tus zapatillas de running

- No te las compres muy justas; al correr, el pie se dilata. Lo ideal es que elegir medio número más (que te queda un dedito entre el dedo gordo el fin de la zapatilla).

- Si llevas plantillas correctoras, llévatelas a la tienda para poder probarte las zapatillas con ellas. Además, tendrás que elegir un modelo neutro (la corrección de la pisada la hará la plantilla).

Foto: Asics.

Fuente: Susanavinuela.com

Lecturas recomendadas

Susana Viñuela

Redactora

Comunicando, que es gerundio.

Buscador de coches