Skip to main content

Noticia

Prueba: nuevo SsangYong Musso 2018

Nuevo SsangYong Musso 2018

SsangYong lleva a su pick up a su siguiente ronda. El robusto SsangYong Rexton ya fue mucho más que un éxito puntual, y con una premisa clara: no era un SUV blando con tracción integral, sino un todoterreno con todas las de la ley. El nuevo SsangYong Musso está estrechamente emparentado con el Rexton. ¿Una buena elección? Lo comprobamos. Prueba: nuevo SsangYong Musso 2018.

Hasta el pilar B, los dos modelos son prácticamente idénticos. Pero detrás de la segunda fila de asientos, en lugar de un maletero con revestimientos de cuero, este todoterreno tiene una superficie de carga abierta de 1.30 metros de largo. Aquí entra de todo: bicis de montaña, una zodiac, una lavadora o troncos. Lo que se te pase por la cabeza. Pero aún más importante que el tamaño en este coche es su capacidad de carga y arrastre: puede llevar encima hasta 850 kilos. Pero si ni eso no te es suficiente, este SsangYong Musso e-XDi 200 de 5,10 metros, gracias a su chasis de largueros y travesaños, sus ejes de articulación múltiple y su tracción trasera, puede tirar de remolques de hasta tres toneladas.

Si la superficie de carga se te queda pequeña, a finales de 2018 llegará un Musso XL que aumenta su tamaño, podrá llevar más de una tonelada encima y tirar de hasta 3,5 toneladas, como el Rexton actual. La superficie de carga de la versión normal ha crecido un 10% respecto a la anterior, y este nuevo modelo solo se ofrece en Europa con doble cabina y espacio para hasta cinco personas. El confort delante es considerable, gracias a su generosa batalla de 3,10 metros y sus asientos opcionales de cuero. Detrás, dos adultos viajarán con cierto desahogo. El respaldo aquí, además, es reclinable hasta 27 grados.  

VÍDEO: ¡Los 5 pick ups americanos más bestias!

El habitáculo es muy similar al del Rexton, con dos indicadores analógicos y una pantalla en el medio, que se puede controlar por los botones del volante. En la consola central hay un gran monitor de 9,2 pulgadas para el infotainment, con manejo táctil para el navegador y el sistema de sonido. Debajo están los mandos del climatizador y de la climatización opcional de los asientos.

¡En marcha!

Solo se ofrecerá con un motor, el 2,2 litros diésel por raíl común de 181 CV y un par máximo de 400 Nm. El motor sorprende en un coche de estas características por sus escasas vibraciones y ser bastante silencioso hasta la zona media del cuentavueltas. Eso sí: cuando la aguja está en la zona baja, se siente un leve momento dubitativo en las arrancadas, hasta que la mecánica coge impulso. Una de las razones es su cambio automático opcional de seis velocidades, que funciona un poco más perezoso que la variante de siete velocidades de la casa Mercedes que trabaja en el Rexton.

Nuevo SsangYong Musso 2018

Con el cambio manual de seis velocidades, alcanza una velocidad punta de 195 km/h, mientras que el automático se queda en 185, y consume más: 8,6 litros frente a 7,9. En marcha, el chasis de largueros y travesaños deja claro que vas al volante de un todoterreno, pero convenientemente civilizado. Lleva el eje delantero colgado de articulaciones dobles, y las articulaciones múltiples traseras ofrecen una sólida combinación de confort, dinamismo y capacidades 'offroad'. Una pena que, ya sin carga, las pequeñas juntas de la carretera se noten enseguida en el interior.

Por cierto: el diferencial opcional para mejorar la tracción es altamente recomendable, especialmente su piensas llevarlo por pistas.

Y ya que hemos llegado hasta aquí... ¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas