Skip to main content

Noticia

Prueba: Lada Vesta SW. Ni más, ni menos

Prueba del Lada Vesta SW

En los tiempos en que la tecnología abrumadoramente innovadora lo acapara todo, llega Lada con un familiar que tiene todo lo necesario para trasladarte. Ni más, ni menos. Lo comprobamos al volante. Prueba: Lada Vesta SW.

El diseñador inglés Steve Mattin, que le dado el perfil a muchos Mercedes y Volvo, se ha encargado de las líneas de este coche ruso. Las puertas tienen una apertura muy amplia, tal vez el portón del matero incluso demasiado. En el cockpit uno se encuentra con un orden muy agradable. Es realmente sencillo: indicadores analógicos y una radio sencilla con una pantalla, con píxeles tan grandes como en el siglo pasado. Pero eso no significa que no esté puesto al día. El Smartphone se puede sincronizar.

Es como meterse en un Golf básico de segunda mano, y eso le da cierto encanto. No hay navegador ni programas de conductor. Todo es relajadamente predecible. Los asientos son razonablemente cómodos, hay mucho espacio en la fila trasera y el maletero está pensado para satisfacer a las familias. Los acabados son sólidos, y ya no hay ni rastro de los plásticos precarios de los Lada del pasado.

Un coche cómodo

Prueba del Lada Vesta SW

La marca rusa ha dado un paso hacia delante, también en confort. Está tan bien aislado, que incluso a 130 km/h puedes mantener una conversación con el manos libres sin problemas. Siempre y cuando lleves el motor con la quinta marcha insertada, claro. Este 1,6 litros es un atmosférico de la vieja escuela, y solo te dará algo de brío, y siempre modesto, a partir de las 3.000 vueltas, mientras que a las 5.000 ya se vuelve algo escandaloso.

No es muy ahorrador con sus 7,9 litros de consumo medio, y además a este gasolina le falta el filtro de partículas. Lada lo piensa ofrecer a partir de octubre. ¿Vamos a criticar su entumecida dirección o sus duras suspensiones? Pues no, porque este ruso no pretende cautivar, sino ser un coche honesto para trasladarte en el día a día, con un buen equipamiento: ya desde el modelo básico tiene climatizador, calefacción en os asientos delanteros y sensores de aparcamiento traseros.

Lecturas recomendadas