Skip to main content

Noticia

Motor

Probamos el Hyundai Kona N en circuito: ¡más deportivo que SUV!

Prueba Kona N

Hyundai traerá un Kona N con la tecnología del i30 N y 280 CV. Ya hemos probado un modelo de preserie

El Hyundai Kona también llevará el sufijo N. ¿Otro SUV deportivo más? Pues no. Porque el Kona N es un deportivo con todas las de la ley. En AUTOBILD nos convencimos de esto en la primera vuelta en circuito al volante de un prototipo camuflado.

Basado en el i30 N

Eso significa: 280 PS y 392 Nm. El turbo de cuatro cilindros con dos litros revisado por Hyundai es más sensible y despliega su potencia de manera más amplia. Por supuesto, el embrague doble de ocho velocidades también contribuye significativamente a la impresión más ágil, porque con dos marchas más y relaciones más cortas, se puede utilizar de manera más eficiente.

Kona N pista

Además, Hyundai ha mejorado la capacidad de respuesta del turbocompresor. Mientras que un “soplido” más largo asegura que el motor no se quede sin aliento en la zona alta tan rápido como a menudo se criticaba en las pruebas anteriores del i30 N, este turbo con mayor respuesta beneficia principalmente a los valores de recuperación. 

¡A la pista!

La combinación rueda-neumático también es la misma que en el último i30 N: llantas de 19 pulgadas con Pirelli P-Zero en la especificación "HN". El P-Zero es un neumático deportivo en sí mismo, pero lejos de ser semirresbaladizo. Sin embargo, le ha costado encontrar agarre durante nuestra prueba en la pista en condiciones mixtas.

Volante Hyundai Kona N

Interesante: el eje trasero tiende a perder la compostura antes de que el delantero pase al subviraje. Para nosotros, esto indica que el Kona N proporciona placer de conducción incluso en condiciones secas con una parte trasera de maneras bastante, digamos, holgadas. La dirección nos dio una impresión inicial demasiado suave, pero no tenemos nada de qué quejarnos en términos de precisión.

Hyundai Kona N curvas

Es un tracción delantera pura, y nos parece una buena elección: una pesada tracción total pesada habría penalizado la dinámica y, por lo tanto, la diversión al volante. 

Y eso es importante para Hyundai. El launch control no solo funciona en modo experto, sino también el Sport ESP. Es posible que esto no siempre dé como resultado valores perfectos porque la electrónica de vez en cuando interviene en el rendimiento. Pero a cambio, el conductor medio que no se atreve a apagar el ESP del todo también puede disfrutar de salidas fulgurantes con todas las garantías. 

¿Y en parado?

Los cambios exactos en el diseño aún no se pueden ver por culpa del camuflaje. Es probable que el N tenga un aspecto más brutal que las variantes más dóciles de Kona; con un splitter delantero mucho más pronunciado, elementos decorativos ennegrecidos y el sistema de escape deportivo de dos tubos. 

Detalle Hyundai Kona N

Es probable también que el producto final obtenga un faldón trasero completamente rediseñado inspirado en el i30 N con un amplio difusor. 

Y en cuanto al precio… en AUTOBILD suponemos que el Hyundai Kona N partirá de en torno a los 35.000 euros. Por el momento, parece seguro que lo tendremos este año en los concesionarios. 

Y además