Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Probamos 7 modelos turbo míticos de Renault... ¡en circuito!

R5 Turbo

Hace 40 años, Renault entró en una era turbo que produjo coches fascinantes. En AUTBILD salimos al circuito con ocho modelos diferentes de esta etapa gloriosa.

Renault 21 Turbo

El R21 diseñado por Giugiaro es un ejemplo típico de los atrevidos años 80. El equipo estándar incluía ABS y dos radiadores refrigerantes. Gracias al bajo peso en vacío de 1,2 toneladas, los 175 CV eran suficientes para alcanzar la friolera de 227 km/h.

R21

Renault 5 Turbo 2 

En 1980, el departamento de competición de Renault quería aprovechar los éxitos en los rallies del R8 Gordini y el Alpine A110. Ni las regulaciones del Grupo 4 ni las del Grupo B que siguieron pusieron gran énfasis en la producción en serie. 

R5 Turbo 2

Así que los ingenieros llevaron el motor hasta detrás de los asientos delanteros, la propulsión al eje posterior y ensancharon el coche veinte centímetros. Un turbo Garrett T3 ayudó a obtener 160 CV del 1.4 litros de cuatro cilindros.

La extraña posición del asiento elevado se nota inmediatamente cuando te sitúas detrás del volante, que es muy vertical. Y es necesario acostumbrarse al embrague increíblemente tardío. La larga palanca de cambios hace que sea difícil acertar con las vías del cambio, que están muy juntas. 

Motor R5 Turbo

Hasta 3.000 revoluciones, el motor parece bastante impotente, pero cuando llega el turbo a su plenitud, debes sujetar firmemente el volante de tres radios. Por suerte, los frenos muerde muy bien.

Renault 5 Alpine Turbo 

Además del Turbo 2, el R5 Alpine Turbo actúa como David junto a Goliath. El hermano pequeño con tracción delantera está mucho más cerca del R5 normal, que se lanzó como un Alpine con motor atmosférico en 1976. 

R5 Alpine

En ese momento, el pequeño era, con mucho, el más rápido de su segmento con una velocidad máxima de 185 km/h.

El Alpine Turbo es incluso más divertido que su famoso hermano de motor central, el R5 Turbo 2. Se siente más ágil y ligero. La caja de cambios de cinco velocidades y el embrague también son más fáciles de usar.

Cockpit Alpine

El cockpit es tan espartano que no distrae nada de la carretera. La dirección del Alpine Turbo tampoco es servoasistida, pero es suave y precisa a pesar del motor delantero. La respuesta del motor turbo también es impresionante a partir de las 3.500 revoluciones. El único punto de crítica: debido a su configuración de suspensión bastante suave de largo recorrido, el R5 Alpine Turbo se inclina mucho en las curvas rápidas. 

Renault Fuego Turbo 

El aspecto de coupé es engañoso. El Fuego se desarrolló más para largas etapas de autovía a mucha velocidad, y por eso parece fuera de lugar en la pista de carreras.

Fuego

El Fuego Turbo siempre tuvo una bomba de combustible eléctrica, un carburador enfriado y un ventilador a bordo, que se suponía que enfriaba el compartimiento del motor y la turbina de gases de escape cuando se apagaba el motor. La base técnica del sucesor del R17 es el modelo de gama media Renault 18.

Renault 11 Turbo 

El R11 Turbo presentado en 1984 demuestra una vez más que nunca se debe juzgar a un automóvil sobre la base de la hoja de datos o el diseño. Incluso en la primera recta, el conductor duda de la especificación de fábrica de Renault, que es de solo 105 CV. 

R11

El 0 a 100 también parece significativamente más corto que los nueve segundos especificados. Además, este peso ligero de 905 kilos es fácil de conducir.

El sofisticado chasis oculta hábilmente la tracción delantera. El R11 permanece neutral incluso en curvas rápidas. La dirección sincronizada, como los turbos R5 más pequeños, no requiere ningún soporte servo, lo que también contribuye a su gran precisión. El pedal de embrague muy duro requiere una pierna izquierda fuerte. La fuerte inclinación lateral se debe al buen confort de la suspensión.

R11 Barrido

Renault 25 Baccara 

El R25, aerodinámicamente muy eficiente proviene de la pluma de Robert Opron, el creador de Citroën SM y CX.

R25

Las llantas BBS estaban disponibles de fábrica para la versión superior de lujo Baccara. El salpicadero angular fue diseñado por Marcello Gandini, quien dibujó el Lamborghini Miura.

R25 cockpit

Renault Safrane Biturbo 

Con 640 coches construidos por Irmscher, es uno de los modelos turbo más raros de Renault.

El motor del sedán con tracción en las cuatro ruedas, de 268 CV es producto de la colaboración franco-alemana. Renault tenía el V6 de 3.0 litros conocido del Alpine A610, que fue revisado por BMW Hartge, donde se adaptaron dos turbocompresores del proveedor germano KKK. Se rumorea que podía llegar a más de 300 CV.

Safrane

En cualquier caso, desarrolla la potencia de manera muy uniforme y suave. Los 365 Nm de par ya están disponibles a 2.500 revoluciones y hasta las 5.000 vueltas. Por lo tanto, el Safrane doblemente sobrealimentado y excelentemente aislado se puede mover con mucha relajación.

Safrane cockpit

La dirección dependiente, que se adapta a la velocidad, es tan suave que la puede mover solo dos dedos. Con el Safrane Biturbo, la dureza del amortiguador se puede adaptar de serie a la situación de conducción respectiva. El chasis inteligente también beneficia la conducción, y las curvas rápidas son fáciles de tomar y casi sin balanceo de la carrocería. 

Y además