Skip to main content

Noticia

Competición

Un año de pesadilla: así ha sido el calvario de Jorge Lorenzo

piloto motogp box asiento
Jorge Lorenzo no solo no avanza, sino que va para atrás.

2019 pasará a la historia como la peor temporada de Jorge Lorenzo en MotoGP, una temporada para olvidar, un ‘Annus Horribilis’ para el balear. Precisamente, el Gran Premio de Aragón de 2018 se puede considerar como el comienzo del calvario de Jorge Lorenzo: se cayó en la primera curva y se lesionó: a partir de ese momento, lesiones, malos resultados y un calvario que todavía no ha tocado fondo. ¿O sí?

Tras acabar mal el año por culpa de las lesiones, Jorge Lorenzo llegó a Honda con ganas de recuperar el buen tono y de enfrentarse a un reto mayúsculo: batir a Marc Márquez en su propia casa. Sin embargo, las buenas noticias nunca llegaron: la Honda RC213V es una moto muy exigente, creada para el particular y salvaje estilo de conducción de su compañero de equipo. Una moto no apta para todos los pilotos.

Y es que para llevar rápido esta moto necesitas agallas y un cierto periodo de adaptación. La pretemporada parecía algo clave para poder tirar adelante el proyecto, pero Jorge Lorenzo se lesionó en una caída en moto en Italia y no pudo completar los primeros test de pretemporada. De ahí, todo fue cuesta abajo y sin frenos.

 

lesion medico hospital

 

Tras empezar renqueante, rápidamente todos nos dimos cuenta que la Honda no se adaptaba nada bien al estilo de conducción del balear. Los resultados no llegaban y finalmente tuvo que viajar hasta Japón para mejorar la moto. En la primera parte del campeonato, Jorge Lorenzo se cansaba mucho sobre la moto y se trabajó mucho en mejorar la ergonomía. 

La carrera de MotoGP en Montmeló fue el punto de inflexión. Jorge Lorenzo, tras las mejoras en Japón, parecía encontrarse mucho mejor y se puso a luchar por las primeras posiciones. Sin embargo, se iba a ir al suelo, tirando a Dovizioso, Rossi y Viñales, en un golpe importante también de cara al mundial. Las primeras vueltas del Gran Premio de Cataluña fueron los únicos momentos en los que Lorenzo vio la luz.

Pero muy pronto volvería a entrar a un túnel todavía más largo y oscuro: y es que en la siguiente carrera, en Assen, Jorge Lorenzo sufrió una aparatosa caída y se fracturó dos vértebras, diciendo adiós a las próximas cuatro carreras y cuya forma física se iba a resentir notablemente. A día de hoy, todavía están ahí las secuelas: Jorge Lorenzo sigue sintiendo dolor y sufre mucho en las carreras, ya que su forma física no es la adecuada.

 

Repsol honda motogp 2019

 

2019 es el peor año para Jorge Lorenzo, un año que, lamentablemente, no parece que vaya a cambiar demasiado. Jorge Lorenzo tiene dos frentes abiertos: por un lado, su adaptación a la moto, por el otro, su forma física. Tiene que luchar en los dos frentes y quizás la carrera de MotoGP en Aragón, donde no sumó ningún punto y quedó penúltimo, a 46 segundos de su compañero de equipo, es donde ha tocado fondo. Quizás a partir de ahora, las cosas vayan mejorando poco a poco.

Lo que está claro es que Jorge Lorenzo sigue pidiendo tiempo y no sabemos si Honda tendrá la paciencia suficiente de contar únicamente con un piloto competitivo en su equipo. Marc Márquez podría correr solo y los japoneses ya estarían contentos, pero la lucha por el campeonato por marcas también es interesante. Jorge Lorenzo ya da por imposible terminar en el Top5 esta temporada y parece que todos, él y su equipo, ya miran con esperanza la próxima temporada 2020. ¡Esperemos que al menos tenga mejor suerte con las lesiones!

Y además