Skip to main content

Noticia

F1

¿Qué pasará con Red Bull tras la salida de Honda de la F1?

Max Verstappen
Honda sale de la F1 a finales de la temporada 2021 y Red Bull tiene que buscar un nuevo motor.

Honda dejará la Fórmula 1 a finales de 2021 y, por tanto, Red Bull y su equipo filial, Alpha Tauri, se quedan sin motor. A pesar de ello y de lo complicado que pueda parecer la situación para la compañía de las bebidas energéticas, su continuidad en la F1 está asegurada hasta mínimo 2025. Eso sí: necesitan un motor… ¿cuáles son las opciones?

Vota en los Premios Motor Axel Springer 2020, tu eliges los mejores coches del año

VÍDEO: Honda-e | PRUEBA a FONDO | El urbano capricho 100% eléctrico

La Fórmula 1 cuenta en la actualidad con cuatro motores en la parrilla: Mercedes, Ferrari, Renault y Honda. El japonés fue el último en llegar, en 2015, de la mano de McLaren, y a pesar de un inicio duro y marcado por sus problemas de fiabilidad, temporada a temporada han mejorado y, con Red Bull desde 2019, han conseguido llevar a Max Verstappen a la consecución de cuatro importantes victorias… algo que habría sido impensable años atrás.

Sin embargo, un nuevo enfoque estratégico de la matriz nipona lleva a Honda a abandonar la Fórmula 1, en su lucha por alcanzar la neutralidad de carbono para 2050. El conocimiento adquirido en la categoría reina, con motores híbridos durante estos últimos años, será clave para lograrlo. Centrarán sus esfuerzos en ese objetivo ambiental y, por tanto, la F1 deja de estar entre sus planes.

Es una mala noticia para la F1 y, cómo no, para los equipos Red Bull y Alpha Tauri, que se quedan sin motor para 2022 y los siguientes años. La marcha de Honda llega en un momento en el que el rendimiento de su unidad de potencia estaba siendo bueno y, unido a un chasis tan bueno como el Red Bull, estaba ligrando pelear de tú a tú con Mercedes y Renault. En Monza o Silverstone, sin ir más lejos, Pierre Gasly y Max Verstappen llegaron a lo más alto del podio propulsados por Honda.

Honda F1

Red Bull, ¿y ahora qué?

Red Bull va a seguir en la Fórmula 1, tal y como ha confirmado Christian Horner y como ya quedó firmado en el Pacto de la Concordia. Es una de las escuderías (o escuderías, si tenemos en cuenta a Alpha Tauri, de su propiedad) con más peso en la F1 actual y con capacidad de construir un coche ganador.

Cualquiera de los motores disponibles en la F1 actualmente, Mercedes, Ferrari, Renault y Honda, puede permitirles ganar carreras. Los dos primeros es difícil que suministren su unidad a Red Bull, pues serán rivales directos en la lucha por el título. Y Renault… recordemos que acabaron lidiando una guerra entre ambas partes, que terminó con la ruptura de la relación a finales de 2018, y con continuas quejas de Red Bull a la marca francesa por no darle un buen motor para ganar en F1. Y es que el motor V6 Turbo de Renault no ha sido una maravilla, aunque con los años ha conseguido cerrar la diferencia con los Mercedes y Ferrari.

Hay que decir que Renault estaría obligado a suministrar su motor a Red Bull porque es quien menos clientes tendrá en 2022; de hecho, en ese entonces serán solo ellos mismos los que llevarán su unidad si nada cambia. Mercedes propulsará a McLaren, a Williams, a Racing Point y a ellos mismos, y Ferrari a Haas, Alfa Romeo y ellos mismos. 

Clasificación del Mundial de F1 2020

Carlos Sainz y Pierre Gasly

¿Hay otra opción que no sea Renault?

A falta de más de un año para que Red Bull tenga que montar otro motor, no hay nada descartable. Incluso puede que Red Bull decida arriesgar y, quién sabe, si hacer su propio motor partiendo del Honda… o contratar a una filial o compañía asociada a la marca japonesa (Mugen, por ejemplo) para continuar con esta unidad que, por cierto, Honda ya ha dicho que seguirá desarrollando hasta el final…

En el pasado, Red Bull ya renombró su motor Renault como TAG Heuer durante varias temporadas, y a día de hoy algo así podría volver a suceder, con el soporte técnico de una filial de Honda. ¿Se lo plantea Red Bull? Por el momento no han hablado sobre ello, al menos públicamente.

De lo que no habría tiempo es de que Red Bull atrajera a un nuevo fabricante de motores para 2022 en adelante. Además, sería muy arriesgado: los motores actuales están a un alto nivel de desarrollo, y empezar desde cero a desarrollar uno puede acabar con mil y un problemas de fiabilidad.

Sea como sea, Red Bull afrontará una nueva era a partir de 2022, teniendo que buscar, otra vez más, ese elemento que ha estado fuera de su control desde su llegada a la F1 y que en los últimos años tantos quebraderos de cabeza les ha dado. ¿Qué pensará de todo esto Max Verstappen, el líder del equipo, que quiere estar en la pelea por el Mundial? ¿Estará en peligro su continuidad en la escudería? Veremos en los próximos meses…

Alonso responde: ¿Schumacher o Hamilton, quién es el mejor?

Imagen: Motorsport Images

Etiquetas:

Red Bull

Y además