Noticia

Rolls Royce Ghost San Mortiz, el Rolls de Onyx

Aarón Pérez

Onyx ha dotado al Rolls Royce Ghost San Mortiz de un toque más deportivo y único con unas pequeñas modificaciones estéticas y un sutil aumento de rendimiento de su motor V12 de 6,6 litros.

No te pierdas: Rolls-Royce Ghost: probamos el coche de Cristiano Ronaldo

Cuando planteas una modificación para un Rolls-Royce o un Bentley, debes ir con pies de plomo al elegir que componentes exteriores añadir o suprimir para no convertir en algo, digamos, poco protocolario, a las señoriales berlinas británicas. Onyx ha sabido que teclas debía accionar en este Rolls-Royce Ghost para que el resultado fuera verdaderamente digno de admiración.

En su exterior, este Rolls-Royce Ghost San Mortiz, cuenta con un parachoques deportivo rediseñado con un splitter de carbono artesanal, unas nuevas taloneras, un spoiler de carbono sobre la tapa del maletero y un paragolpes trasero rediseñado con un difusor que da cabida a las enormes salidas del conjunto de escape.

El uso de la fibra de carbono se ha estimado en el Rolls-Royce Ghost San Mortiz oportuna para no incrementar el peso de forma radical en un coche que ya refleja sobre la báscula las casi 2 toneladas y media de peso en seco. Por su parte, sintonizando con el nuevo look deportivo, el Ghost cuenta con unas llantas de aleación de 22 pulgadas hechas a medida y un ajuste en la suspensión que permite reducir su altura algunos centímetros.

En el aspecto dinámico, y como ya hiciera en las personalizaciones que Onyx aplicó al hermano del Ghost, el Rolls-Royce Wraith, este sufre un aumento del rendimiento que, dadas sus cifras oficiales, no suponen una ventaja en sí. Del motor de 6,6 litros V12, Onyx ha extraído 631 CV, lo que supone 50 CV más que de fábrica.

Fuente: CarScoops

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria

Lecturas recomendadas