Noticia

Nos sentamos en el Mondeo Vignale

Nos sentamos en el Mondeo Vignale

Luis Meyer

17/09/2013 - 11:39

El Mondeo Vignale se presenta con muchos cromados y Alcántara. Nos sentamos en el tope de gama.

Ya no queda nada. En la segunda mitad de 2014, el Ford Mondeo rodará por fin por nuestras carreteras, “solo” dos años después de hacerlo en Estados Unidos. Ford ya ha mostrado en el Salón de Frankfurt el tope de gama, llamado Mondeo Vignale. El nombre viene de un antiguo carrocero italiano y, en el futuro, dará nombre a una categoría superior dentro de la marca, por encima del acabado Titanium.

En este modelo premium se incorpora una parrilla con diseño específico en forma de panal, luces diurnas con márgenes en acero tratado y los espejos retrovisores cromados. Además, los escapes están integrados en los paragolpes. Realmente ‘chic’, aunque lo realmente interesante está en el interior. Allí te recogen unos confortables asientos de cuero marrones, el cristal panorámico del techo está rodeado de un recubrimiento de Alcántara, y los revestimientos de las puertas tienen formas acolchadas romboides. Todo esto suena más a Bentley que a Ford, aunque en lo que respecta a calidad pura, el Vignale no entra del todo en la categoría premium. El cuero es demasiado blando y algunas juntas tienen demasiada separación. 

Con todo, la ordenada consola central y el espacio de las plazas traseras son algo muy positivo, pero no diferente de los otros acabados.    

Lo más confortable del Vignale es lo que no se ve. De serie, esta categoría incluye servicios que solo se ven en berlinas de lujo. El conductor no tendrá que llevar nunca más su coche a revisión, ya lo hacen por él, sin sobrecoste. Y la compra del coche incluye lavado gratis de por vida. Esto sí que es lujo. Lo que aún no nos ha dicho Ford es cuánto costará este Vignale cuando salga a principios del 2015.    

.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches