Skip to main content

Noticia

El Mercedes GLC 2019 se actualiza y se pasa a la micro-hibridación

Mercedes GLC 2019

Puesta al día.

El Mercedes GLC 2019 es la actualización del SUV, que lleva cuatro años en el mercado y agradece una puesta al día para mantenerse fresco, apostando por la tecnología y por los sistemas mild-hybrid para sus motorizaciones de gasolina.

Todos los coches nuevos de 2019

Su imagen recibe los cambios habituales en estos casos, actualizando tanto la parrilla como los paragolpes y los diseños de las llantas, aprovechando para añadir más cromados y para instalar las luces LED de serie en los grupos ópticos delanteros (opcionalmente full LED).

Comparativa en vídeo: Jaguar F-Pace contra Mercedes GLC

El habitáculo también se actualiza, aunque no es tan ‘techie’ como el del Mercedes Clase A ya que Mercedes ha optado por conservar un cuadro de instrumentos digital (de 12,3 pulgadas) independiente de la consola central, que está disponible en tamaños de 7 o 10,25 pulgadas. Desde esta, además, se controla el sistema de infoentretenimiento MBUX, que funciona por comandos de voz utilizando lenguaje natural con solo pulsar un botón o decir ‘Ey Mercedes’.

Prueba del Mercedes GLC 63 S, ¿el último V8 de su categoría?

También destaca por la enorme cantidad de asistentes de conducción con los que puede contar: Frenado automático, modo planeo en el programa ECO, asistente de cambio de carril, velocidad adaptativa, control de ángulo muerto, asistente de maniobra evasiva, detector de cambio involuntario de carril, etc.

Su oferta mecánica está formada por 5 versiones, 3 diésel y dos gasolina. Las de gasóleo son el 200 d 4Matic con motor 2.0 de 163 CV y 360 Nm de par máximo, el 220 d 4Matic, que es una versión del mismo bloque pero con 194 CV y 400 Nm; y el 300 d 4Matic, que desarrolla 245 CV y 500 Nm de par.

Las dos alternativas de gasolina incorporan la tecnología mild-hybrid con un sistema eléctrico de 40 voltios y un bloque eléctrico de 10 kW. El de acceso es el 200 4Matic, con motor 2.0 de 197 CV y 280 Nm, y el superior es el 300 4Matic, con 258 CV y 370 Nm.

Por último, incorpora el Dynamic Body Control, un tren de rodaje con amortiguación progresiva y dirección deportiva de desmultiplicación directa. Pulsando un botón se puede alternar entre tres modos de funcionamiento: Comfort, Sport y Sport+.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2019