Skip to main content

Noticia

Más de 1.000 vehículos y 100 detenidos por manipulación de kilometraje

Detenidos por manipular cuentakilómetros 'a saco'

La Guardia Civil ha identificado más de 1.000 vehículos y 100 detenidos por manipulación de kilometraje en coches de segunda mano. Se investiga a otros 85 acusados.

La manipulación del kilometraje de un vehículo es completamente ilegal y está penado por la ley. Una operación llevada a cabo recientemente por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Almunia de Doña Godina, en Zaragoza, ha permitido identificar más de 1.000 vehículos y 100 detenidos por manipulación de kilometraje en coches de segunda mano. Además, se está investigando a otras 85 personas más acusadas de un delito de estafa por fraude por la manipulación del kilometraje.

No te pierdas: Compra de un coche de segunda mano: qué trámites debo hacer

Estas personas han sido identificadas bajo la operación “Countdown”, según informan desde El Mundo, y se inició en 2014. Los investigadores han identificado un total de 1.094 vehículos que habían sido manipulados con reducción de kilometraje de entre 25.000 y 610.000 kilómetros. Las modificaciones se realizaban en talleres de reparación de automóviles en Huesca, Zaragoza, Teruel, Soria y Logroño. 

Vídeo: Cinco consejos para comprar tu coche de segunda mano:

Una estafa millonaria con más de 1.000 vehículos

La operación, que ha destapado una estafa de cuatro millones de euros y más de 165 millones de kilómetros manipulados, se inició después de que un particular notificara a la Guardia Civil la compra de un coche al que le habían ‘afeitado’ más de 75.000 kilómetros antes de su venta. Las autoridades identificaron en el establecimiento donde se realizó la venta otros ocho coches que habían sido manipulados entre 80.000 y 100.000 kilómetros en años anteriores y otros tres expuestos en las mismas condiciones.

El siguiente paso en la investigación determinó que las manipulaciones se realizaban en un establecimiento industrial de Zaragoza, en cuya inspección se incautó el material necesario para realizar dichas manipulaciones, así como documentación que revelaba numerosos establecimientos dedicados al a compraventa de coches de segunda mano y talleres de reparación asociados.

Las manipulaciones se realizaron sobre vehículos procedentes de empresas de alquiler, particulares nacionales, servicios oficiales de diferentes marcas y empresas de transporte, mientras que la Guardia Civil comprobó más de 45.000 coches durante los últimos cuatro años. También se comprobaron y detectaron vehículos de alta gama importados de Rumanía, Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Italia, República Checa e Israel cuyo kilometraje había sido manipulado.

Fuente: El Mundo

Y además