Skip to main content

Noticia

Competición

La lluvia y la mecánica complican a Alonso el test de Indianápolis

Alonso en el test de Indianápolis

Fernando Alonso estrena el McLaren 66 en Indianápolis.

Fernando Alonso fue uno de los 29 pilotos que tomaron parte este miércoles en un largo test colectivo previo al inicio de la preparación oficial para las 500 Millas de Indianápolis, que tendrá lugar a partir del 14 de mayo. No fue una sesión de pruebas sencilla para el asturiano, que estuvo afectado primero por la lluvia – la cual paralizó la actividad en pista – y luego por un problema mecánico en su McLaren #66.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Así es el coche de Alonso para Indianápolis

El test de las 500 Millas de Indianápolis empezó a las 17:00h de la tarde, con dos horas reservadas para los veteranos y luego, a las 19:00h, deberían subirse a sus respectivos coches los novatos y ‘refresher’, pilotos que no están habituados a correr en este trazado. Entre ellos estaba Fernando Alonso y también Oriol Servià. La aparición de la lluvia después de poco más de una hora de pruebas pausó la actividad en pista y los que tenían que haber salido a las 19:00h, lo hicieron pasadas las 23:00h.

Cuando Alonso consiguió salir del garaje para comenzar definitivamente su preparación, se encontró con otro problema. Un fallo técnico en las baterías de su McLaren #66 le dejaron parado en la pista y el coche naranja y azul tuvo que ser remolcado de nuevo hasta los garajes. Un pequeño susto que no viene nada bien y que mantuvo a Alonso durante media hora en boxes.

Alonso completó finalmente un total de 29 vueltas, pocas teniendo en cuenta que debía volver a entrar en el ‘calor’ de Indianápolis. Regresará al 'superspeedway' a partir del 14 de mayo, para iniciar definitivamente la preparación para la carrera. Lo más negativo de esta jornada es que Alonso no pudo comprobar la velocidad real del coche. 

Entrevista a Alonso en Indianápolis

“Es genial estar de vuelta. Cada vez que entras en el Circuito de Indianápolis tienes muy buenas sensaciones. Aunque no tuvimos suerte con el tiempo y también tuvimos algunos problemas con el coche, conseguimos hacer algunas vueltas con la adrenalina que aquí es única, y me sentí feliz”, dijo Alonso.

“Como equipo, fuimos encontrando la velocidad poco a poco y haciendo las comprobaciones pertinentes. Con cada vuelta descubríamos nuevas cosas, pero al final del día estuvimos muy poco tiempo en pista. Es difícil decir si tenemos o no un coche competitivo. Necesitamos más vueltas y estoy seguro de que recuperaremos el ritmo en mayo”, señala el asturiano. 

Alonso y Gil de FErran

“Esta vez la Indy 500 es diferente para mí. Ya conozco la carrera, conozco el circuito y debería estar un poco más preparado emocionalmente. Ahora solo tengo que asegurarme de que el coche es rápido. Tenemos dos semanas y mucho trabajo que hacer, pero estoy seguro de que estamos avanzando en la dirección correcta”, agrega.

 

 

Alonso marcó el último tiempo de la clasificación de ‘refresher’ y ‘rookies’, con solo 29 vueltas y 41.15 segundos en su mejor vuelta. El otro español en pista, Oriol Servià, fue tercero en esta clasificación a medio segundo del líder, Colton Herta. Todos ellos, eso sí, dieron más vueltas que Alonso. En la clasificación de veteranos, el más rápido fue Takuma Sato.

Imagen: Indycar
 

Lecturas recomendadas

Y además

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante