Skip to main content

Noticia

Motos

Johann Zarco no puede con la Yamaha 2017 y volverá a la moto del 2016

Johann Zarco descarta la Yamaha de 2017

Johann Zarco no ha podido con la Yamaha 2017 y regresará al prototipo del 2016, la misma moto con la que compitió la pasada temporada.

Las 5 claves que nos deja el test de Sepang de MotoGP

Johann Zarco no puede con la Yamaha 2017 y volverá a la moto del 2016 tras las pruebas realizadas en el test de Sepang. El piloto francés, que en Valencia afirmó que la M1 de 2017 era mejor moto que la del 2016, finalmente se ha dado cuenta de que se equivocaba y que regresará a la configuración del 2016, la misma con la que compitió el pasado año. 

El piloto de Cannes ha tomado esta decisión después de comprobar en Sepang que no fue todo lo rápido que le habría gustado teniendo en cuenta las condiciones de la pista del martes, que eran bastante buenas para lograr buenos tiempos. Zarco no quedó satisfecho con su rendimiento y por este motivo empezó a barajar la posibilidad de regresar a la moto del 2016. 

VÍDEO: Presentación del Movistar Yamaha MotoGP

De esta forma, el mismo martes realizó algunas salidas con la Yamaha del 2016 y sus sensaciones fueron mejores: "He decidido usar la moto del año pasado para entender un poco más la situación y mis sensaciones. Creo que con sólo un año de experiencia todavía me faltan cosas por aprender, pero creo que la moto del 2016 va algo mejor". 

Volver a estar configuración supone también utilizar el motor del pasado año y no el de 2017, un área en el que parece que no hay excesivas diferencias entre una moto y otra. Sin embargo, lo que sí podrá utilizar Zarco son las novedades aerodinámicas introducidas por Yamaha en 2017. Para Zarco, dichas novedades "ofrecen menos velocidad pero más estabilidad y sensación en el tren delantero".

Quiere pilotar la Yamaha como Lorenzo

Tras decidir que la moto de 2016 será la montura que pilotará Zarco a partir del próximo test en Burinam, el piloto francés tiene claro que para ser rápido con esta moto debe intentar adoptar un estilo similar al que tenía Jorge Lorenzo en su época como piloto de Yamaha. Según el bicampeón del mundo de Moto2, esta es la única manera de ser rápido con esta moto. 

"En el próximo test seguiremos trabajando con la moto de 2016 e intentaré aprender a pilotarla como lo hacía Jorge Lorenzo. Si consigo hacer eso, creo que podré ir más rápido", asegura la gran sensación del pasado año en MotoGP y que en 2018 quiere seguir siendo un dolor de cabeza tanto para Valentino Rossi como para Maverick Viñales.

Lecturas recomendadas