Skip to main content

Noticia

Motor

¿Instalarías piezas oxidadas en un coche nuevo?

land rover defender piezas oxidadas
¿Instalarías piezas oxidadas en un coche nuevo? Probablemente no, aunque hay quien está dispuesto a hacerlo en un Land Rover Defender 2021.

El nuevo Land Rover Defender no es precisamente un coche económico. En España tiene un precio de salida de 60.244 euros, cifra que asciende hasta los 63.900 euros si te decantas por la versión Defender 110 de cinco puertas. Y esto en su versión de acceso a gama, porque si apuestas por la punta de lanza, el Defender X, tendrás que desembolsar 108.795 euros. Esto animaría a cualquier a cuidar con esmero a su nuevo 4x4. Sin embargo, ¿instalarías piezas oxidadas en un coche nuevo?

Land Rover Defender 2021: versión V8 de 525 CV y variante comercial

Esta es la pregunta que hoy te arrojamos. Para cualquiera sería un sacrilegio, y si es en un Land Rover tan caro y exclusivo, aún más. Pero esto no ha impedido a Niels van Roij, de Heritage Custom, a diseñar una serie de componentes del mercado de accesorios en diferentes acabados que pueden vestir la carrocería de tu flamante Defender.

Vídeo: probamos a fondo el nuevo Land Rover Defender:

¿Instalarías piezas oxidadas en un coche nuevo?

Van Roij es un reputado carrocero belga autor de diferentes creaciones, como un Tesla Model S con carrocería Shooting Brake, algo inédito en el mercado. Sin embargo, también se atreve a innovar y, si hay alguien dispuesto a pagar por ello, mejor aún. Su último trabajo toma como base un Defender 110 al que ha instalado unas llantas de aleación forjada Black Crow de 22 pulgadas que, francamente, le vienen como anillo al dedo.

Pero, a partir de este punto, cualquier otro elemento exterior que encontremos recibe un tratamiento de aluminio, titanio, latón, bronce, zinc u oro. La compañía dice que esta capa se puede aplicar a todo tipo de metal, tanto por dentro como por fuera, y que mantendrá sus características durante al menos 20 años.

land rover defender piezas oxidadas

“Estas piezas se oxidaron mediante un proceso acelerado, después de que se pintara el metal. Los clientes también pueden optar por cepillar o pulir el metal, por ejemplo. Puede protegerse contra la oxidación, aunque una alternativa es dejar que la corrosión comience su curso natural. Entonces podemos detener la oxidación en cualquier momento deseado. Sellar el metal detendrá el desgaste”, asegura Niels van Roij.

Del óxido exterior al fino cuero interior

Estos elementos oxidados están presentes en las molduras de ventilación laterales ubicadas en las aletas delanteras y en las protecciones metálicas situadas sobre el capó. Además de en un acabado oxidado, también se puede pintar en diferentes colores o aplicar acabados como los mencionados anteriormente.

Los componentes oxidados del exterior y las nuevas llantas no son los únicos cambios que Heritage Custom ha llevado a cabo en el Land Rover Defender. El carrocero belga también lo ha equipado con un interior personalizado que incluye cuero marrón en asientos, partes del salpicadero, consola central, apoyabrazos, paneles de las puertas y volante. Este nuevo tapizado está acompañado de diferentes incrustaciones de fibra de carbono.

Y tú, ¿recurrirías a este acabado para personalizar tu coche?

Etiquetas:

coches tuneados

Y además