Skip to main content

Noticia

F1

Insólita y exclusiva: la celebración del podio de Sainz en Brasil

Carlos Sainz en el podio del GP de Brasil
Así fue la celebración del podio de Carlos Sainz en Brasil.

Ni Carlos Sainz ni tampoco la Fórmula 1 en general olvidarán su primer podio en la categoría reina nunca. No solo por ser un momento muy especial en la carrera de cualquier piloto, sino por cómo ha sucedido todo. Recordemos: Sainz cruzó la línea de meta en la cuarta posición – habiendo salido 20º - después ascendió hasta el tercer puesto por la sanción a Lewis Hamilton por sacar de pista a Alexander Albon… y finalmente la FIA tuvo que ratificar este tercer lugar, pues que Carlos estaba siendo investigado por (supuestamente) haber usado el DRS en situación de bandera amarilla. Cosa que no fue.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Claves del GP Brasil F1 2019

La FIA confirmó el podio de Carlos Sainz más de dos horas después del final del Gran Premio de Brasil, tras una larga espera para Sainz y para todo el equipo McLaren, que encerrado en el hospitality esperaba una decisión por parte de la Federación. Cuando el ‘team manager’ de la escudería británica venía a anunciar la buena nueva, los integrantes del equipo ya se estaban preparando para cenar.

Pero tan larga espera tuvo cierto ‘privilegio’. Lo que debía haber sido una ceremonia de podio típica, junto al ganador de la carrera, Max Verstappen, y al segundo clasificado, Pierre Gasly… se convirtió en todo lo contrario: el podio más exclusivo y extraño probablemente de la historia de la Fórmula 1.

Una vez Sainz recibió su trofeo y la botella de champán por haber sido tercero, parte del equipo McLaren se trasladó hasta el podio (que estaba a punto de ser desmontado) para celebrar el puesto final. Allí Carlos brindó con un botellín de Estrella Galicia, con champán y levantó el trofeo, junto a una pizarra en la que se podía leer “Carlos P3”.

Carlos Sainz en el GP de Brasil

Sainz y los miembros del equipo McLaren, acompañados por periodistas españoles e internacionales, pasaron allí más de veinte minutos, en lo que fue el podio más largo de la historia. Un momento inolvidable para Carlos que siempre tendrá guardado en su memoria. No solo por ser el primer podio de su vida, sino por haber remontado desde el 20º puesto de la parrilla y por lo raro que ha sido. También debería tomar nota la F1: no tiene sentido que suba al podio un piloto que posteriormente va a ser sancionado… ¡Hasta Hamilton había pedido disculpas por sacar de pista a Albon!

Esperemos que el próximo podio de Carlos sí que sea ‘normal’, al menos para que así pueda vivirlo con la emoción del momento.

A continuación, algunas imágenes destacas de la celebración:

 

 

 

 

 

 

Imagen: Motorsport Images

Más:

Carlos Sainz

Y además