Skip to main content

Noticia

Motor

Encuentran 10 kilos de droga en el motor de un coche que viaja por paquetería

10 kilos de droga en el motor de un coche

Algo hizo saltar las alarmas en el aeropuerto de Alicante. Un pesado paquete, procedente de Perú, contenía el motor de un coche que, en su interior, escondía casi 10 kilos de droga. Tan bien escondido estaba que los agentes necesitaron más de tres horas para localizar y liberar el alhijo.

La operación llevada a cabo de forma conjunta por agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha concluido con la intervención de Alicante-Elche de un total de 9,640 kilos de cocaína ocultos en el interior del motor de un coche, enviado a través de un servicio de paquetería.

El pesado paquete tenía origen en Perú. Según la información facilitada por los cuerpos de seguridad que han participado en la operación, los destinatarios eran dos españoles, de 49 y 50 años, y un venezolano, de 51; todos ellos residentes en Alicante. Todos han sido ya detenidos; y uno de ellos ha ingresado en prisión.

Droga en el motor de un coche

Los agentes tardaron tres horas en sacar la droga del motor del coche

Para sacar toda la droga, cuyo valor en el mercado ilícito habría alcanzado aproximadamente los 891.000 euros, los agentes tuvieron que emplear más de tres horas en "diseccionar" el motor. En las labores tuvieron que utilizar una sierra radial, para cortar todas las partes del motor y acceder al resto de la droga escondida.

Así esconden droga en los coches los narcos

Según explican las fuentes oficiales, ante las sospechas del envío, se procedió a la revisión documental y al reconocimiento de la mercancía por medio del escáner de rayos X, cuyo análisis determinó que se trataba de un bloque de motor de coche, de cerca de 150 kilos de peso, pero con ciertas partes que parecían ser de origen orgánico.

Tras una inspección minuciosa de la pieza, surgieron, en su parte externa, pequeñas marcas y detalles compatibles con una manipulación, de los que se extrajo una sustancia parecida al jabón de mano, que dio positivo en cocaína.

Droga en el motor de un coche

Una vez sacados los casi diez kilos de cocaína, la investigación se centró en los destinatarios. Según las pesquisas, se trataba de tres personas, todas ellas residentes en Alicante. Dos de los sospechosos eran meros intermediarios, encargados de recoger el envío, mientras que el tercero era el receptor de la droga.

Estas tres personas han sido arrestadas por un delito contra la salud pública (tráfico de drogas) y otro de contrabando. El juez ha decretado su ingreso en prisión, mientras que los dos presuntos intermediarios han quedado en libertad, tras tomarles declaración en dependencias policiales.

Y además