Skip to main content

Noticia

F1

El Fórmula 1 que Fernando Alonso probó y casi nadie recuerda

Fernando Alonso Jaguar F1
Motorsport Images

Corría el año 2002, y Niki Lauda llamó a la puerta de Fernando Alonso: quería que probase uno de los coches de equipo Jaguar, que por entonces dirigía él.

Ahora que Fernando Alonso está a punto de iniciar una nueva aventura en la Fórmula 1 con Aston Martin, es un buen momento para recordar que el piloto asturiano ya rodó (y sorprendió) al volante de un monoplaza de color verde. Fue hace, ni más ni menos que 20 años, y Pedro de la Rosa también estaba allí para verlo

Corría el 2002, un año en el que Fernando Alonso había pasado de correr para Minardi a sentarse en el banquillo de Renault, donde competían Jenson Button y Jarno Trulli. Fernando, que ya había firmado un contrato con Flavio Briatore como mánager, esperaba con ganas el momento para volver a competir; debía ser en 2003, pero no se podía rechazar ninguna oportunidad que apareciera.

Fue entonces cuando, de repente, Niki Lauda llamó a la puerta de Fernando Alonso. El austriaco, que por aquel entonces era el director de la escudería Jaguar, ofreció al español probar el R3, un monoplaza que tan solo había sumado puntos en la primera de las siete carreras disputadas hasta el momento. 

Eddie Irvine, uno de los titulares del equipo, había acabado cuarto en Australia, pero la estadística tiene 'truco', ya que solo acabaron ocho coches. El otro piloto, De la Rosa, fue octavo.... pero por aquel entonces solo puntuaban los seis primeros.

Calendario F1 2023: 23 carreras y muchas novedades

En su deseo por probar a jóvenes talentos que pudieran ocupar un asiento en la escudería, Lauda subió a Alonso en uno de los R3 durante una de las tres jornadas de pruebas que se celebraron a finales de mayo en el Circuito de Silverstone. Además de Alonso, también rodaron los titulares del equipo, Irvine y De la Rosa, y dos jóvenes, André Lotterer y James Courtney.

Alonso, que acostumbra a sacar el máximo de cada oportunidad, realizó una adaptación meteórica al Jaguar. Después de completar un total de 57 vueltas al icónico circuito británico, Fernando acabó la jornada tercero, con un tiempo de 1:22.784, con el que superó a Irvine por tres décimas y a De la Rosa por una

Si bien los planes de trabajo de los titulares eran distintos, pues estaban centrados en el desarrollo del coche y del motor, el rendimiento de Alonso desde el primer minuto fue muy destacable.

"Cuanto más coches de F1 pruebe, mejor", dijo Alonso tras aquel test. "Este es el quinto o sexto F1 en el que me monto y se me ha dado bien. Haber logrado el tercer mejor tiempo con dieciséis coches en pista con un monoplaza que suele ser de los últimos, es para estar contento. Es una inyección de moral y bueno para imagen".

"Si (Jaguar) me quiere, es bueno para mí. En el pasado, otros equipos se han interesado en mí. LO diferente, esta vez es que me he subido al coche y por eso se ha montado este revuelo. No creo que afecte a mi futuro. Solo pienso en Renault", sentenció.

Fernando Alonso test Jaguar F1
Motorsport Images

Fernando no solo sorprendió a cada uno de los integrantes del equipo Jaguar de F1, sino también a Briatore, que no le dejó escapar para 2003. En julio, el equipo Renault anunció que Alonso competiría con la escudería del rombo, un movimiento que marcaría su carrera deportiva, puesto que con ellos lograría su primera victoria (GP Hungría 2003) y sus dos títulos mundiales.

La vuelta de Alonso a la pista en 2003, no siempre estuvo clara, puesto que tras los primeros meses de 2002, la prensa británica daba por hecho que Button sería renovado, pero Briatore decidió no hacerlo. Jenson, a pesar de ello, no tardó en encontrar equipo y siguió presente en la parrilla, al unirse a BAR-Honda.

"Tenía a la prensa británica en contra porque creían que Jenson era un gran piloto. Y era muy bueno, pero sentí que Fernando era un nuevo Schumacher", recordó hace un tiempo Briatore en el podcast oficial de la F1, Beyond the Grid

"En ese momento, solo tenía una opción, no renovar a Jenson y sentar a Fernando en el coche... pero en el equipo había (empleados) británicos y Jenson era la nueva estrella para ellos", añadió.

Para 2003, Jaguar rescindió el contrato de De la Rosa y optó por Mark Webber y Antonio Pizzonia como titulares, aunque fue el malogrado Justin Wilson quien acabó la temporada al volante del R4, en sustitución del italiano. Solo un año después, a finales de 2004, se anunció la compra del equipo Jaguar (la marca era propiedad de Ford en aquel tiempo) por parte de Red Bull a cambio de solo un dólar.

El test de Fernando Alonso con Jaguar fue otra de esas muestras de calidad del asturiano que, aunque hayan pasado desapercibidas, fueron también clave en sus inicios en su carrera en la F1. El mono que utilizó en la prueba se encuentra expuesto en su Museo Circuito en Oviedo, y es por todo ello una de las piezas más curiosas de la colección.

Y además