Skip to main content

Noticia

Con un Focus RS tú también querrías ser taxista

Ford Focus RS taxi

A este no le llamas ‘pesetón’.

Lo bueno que tiene internet es que nos muestra que siempre hay muchas formas de afrontar cada situación. Hoy, de la que vamos a hablar es de la de ser taxista. Quizá no sea el mejor momento para ejercer la profesión, por aquello de los líos con Uber, Cabify y demás, pero en el recóndito norte de Europa alguien ha sabido darle una vuelta de tuerca al negocio gracias a nada más y nada menos que un Ford Focus RS.

VÍDEO: Ford Focus RS: el mejor taxi

Su nombre es Evald Jåstad y seguramente consiga que por primera vez en tu vida quieras ser taxista con todas tus fuerzas, ya que se dedica a dar servicio por las carreteras de Noruega con un espectacular RS. Es de sobra conocido por los habitantes de la zona, lo cual es completamente lógico y normal dado que lleva 18 meses conduciendo el deportivo y ya le ha hecho 127.000 kilómetros.

Uber o taxi, ¿qué funciona mejor?

Se trata de una visión que cualquier transeúnte tarda en olvidar y hasta le han apodado como ‘Rayo Azul’. Jåstad, comenta que cualquiera lo oye venir, incluso aunque tenga problemas auditivos, y verlo, aunque ande mal de la vista. Quizá las reviradas carreteras de los fiordos noruegos no le permitan pisar a fondo el pedal todo lo que le gustaría, pero su 0-100 en 4,7 segundos le asegura una respuesta inmediata, y la puesta a punto del chasis permite que pueda lidiar con ellas sin el más mínimo problema.

De hecho, aunque los clientes lo gocen cuando les recoge el Ford Focus RS, el verdadero beneficiado de todo es el hijo de Evald, Martin, que se da dos vueltas al día por la cara en el coche, cuando su padre le lleva y le trae del colegio en un recorrido de 16 kilómetros. El orgulloso papá afirma que lo que más repite su retoño es 'Bånn gass! Bånn gass! ("¡Dale caña! ¡Dale caña!"), y nos lo creemos porque los 350 CV de esta bestia resultan realmente adictivos.

Lecturas recomendadas