Skip to main content

Noticia

Flying Huntsman 105 Long Nose, Kahn embrutece al Defender

Flying Huntsman 105 Long Nose
Más músculo.

Un Land Rover Defender es un vehículo, a todas luces, imponente. Cualquier pensaría que es innecesario añadirle músculo extra, pero Kahn Design no. La compañía consideraba que todavía podía embrutecerse un poco más y, a tenor del resultado que ofrece el Flying Huntsman 105 Long Nose, la verdad es que tenían razón.

Todos los coches nuevos que se lanzan en 2019

Desde el primer vistazo se aprecia que no es un Defender al uso, algo que se debe a que la compañía le ha añadido 400 mm extra a la longitud del chasis, concretamente a la zona delantera, por delante del parabrisas, lo que le confiere esa apariencia de morro largo que, a su vez, le otorga el nombre al proyecto.

VÍDEO: Así es el especial Land Rover Defender Works V8

Aunque es el cambio más destacado también luce otras modificaciones como un nuevo frontal, pasos de rueda ensanchados, paragolpes específicos, estribos tubulares, protectores de barro en las ruedas y unas llantas de acero envueltas en neumáticos Cooper de medidas 285/75.

Probamos el Land Rover Works V8

También ha habido tiempo para trabajar en el interior, donde el Flying Huntsman 105 Long Nose cuenta con una tapicería mixta de cuero y tela, pedales de aluminio, nuevas alfombrillas y un cuentarrevoluciones personalizado.

Missing media item.

Bajo el capó (el largo capó, de hecho), se encuentra un motor de origen GM 6.2 V8 de 430 CV asociado a una caja de cambios automática de seis velocidades. Entre las mejoras mecánicas se encuentran un sistema de escape deportivo y una nueva suspensión y sistema de frenos.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Land Rover

Y además