Noticia

Fiat 124 Spider, ¿mejor el clásico o el actual?

Fiat 124 Spider, ¿mejor el clásico o el actual?
Alex Morán

Duelo generacional.

Nunca dejaremos de aplaudir a las marcas de automóviles que miran a su pasado para resucitar a algún modelo mítico… siempre que sea de una manera decente. Ford parece que lo conseguirá con el Bronco, Alpine ha hecho maravillas con el A110 y el Fiat 124 Spider es digno heredero del original. Hablando del italiano, ¿es mejor el clásico o el actual?

VÍDEO: Fiat 124 Spider: padre e hijo, de tal palo...

Lógicamente es una comparación harto difícil de llevar a cabo, ya que entre ambos coches hay nada menos que casi 50 décadas de diferencia. Comparten el nombre y su condición de descapotables, pero el resto es completamente distinto.

Diseño

Un área subjetiva en cuanto a gustos, pero de la que se pueden sacar conclusiones válidas como, por ejemplo, que cada uno es hijo de su época. El Fiat 124 Spider original luces unas estilizadas líneas que se combinan con sus compactas dimensiones para transmitir la sensación de ser un deportivo ligero y muy manejable. Los faros redondos y la forma de la zaga, con los pilotos rectangulares le dan mucho carácter.

¿Puede el Fiat 124 Spider ganar al Mazda MX-5?

El moderno, por su parte, aunque esté basado en la actual generación del Miata (curiosamente más similar al italiano original en algunas cuestiones) exhibe mucho más músculo que su antepasado. Los coches han crecido en medio siglo y este en particular refuerza su contundencia con las líneas de tensión y unas ruedas de mayor tamaño. como recordatorio de su herencia, la parrilla conserva la forma de la década de los 60.

Interior

Lógicamente el nuevo gana la partida en el apartado tecnológico, pero incluso a que a priori la calidad de sus acabados es mayor, el habitáculo del Fiat de 1966 tiene un encanto que es difícil de igualar. El cuero tapiza tanto asientos como puertas y la madera es la gran protagonista, dando forma al volante, la columna central y un salpicadero lleno de relojes analógicos.

Mecánica

El original tuve una enorme cantidad de motores en sus 14 años de producción, todos ellos montados en posición delantera, con un cubicaje que no bajó de los 1,5 litros y que no llegó a superar los 2,0. Nació con un bloque de 90 CV, variando su potencia con versiones de hasta 83 CV a finales de la década de los 70 y con alguna de mayores prestaciones como el Abarth Rally de 128 CV o el Volumex de 135 con el que se despidió.

Contaba con un sistema de propulsión trasera que ha heredado el nuevo, aunque por el momento solo está disponible con un único motor. Se trata de un bloque 1.4 Turbo MultiAir que entrega 140 CV a 5.000 rpm y 240 Nm de par máximo a 2.250 vueltas, y que se asocia a un cambio manual de seis velocidades. Con esta combinación acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanza una velocidad punta de 215 km/h.

Todo sobre el Fiat 124 Spider

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.