Skip to main content

Noticia

Se estrella contra una gasolinera y por suerte no explota nada

se estrella contra una gasolinera

El peor sitio contra el que estrellarse.

Estrellarse con el coche no es plato de buen gusto para nadie, en el mejor de los casos el vehículo sufrirá algún que otro desperfecto, y en el peor puede ser mortal para muchos de los implicados. Sin embargo, hay niveles y niveles de choques, y si tuviéramos que hacer una lista de sitios contra los que no es buena idea empotrarse, posiblemente una gasolinera ocupe la última posición.

Pues fue precisamente el lugar al que fue a parar el coche de Shelby Lynne May, aunque es mejor que primero veáis el vídeo y luego so contemos que fue lo que ocurrió:

Al principio se puede ver como el coche, antes de salirse de la calzada, ya va de lado con el morro mirando hacia afuera, entra en contacto con el montículo cubierto de hierba y sale disparado hacia la gasolinera, haciendo una suerte de medio tirabuzón en el aire para empotrarse contra la columna que protege al surtidor y acabar de junto al que está al lado en una posición que, de no ser por el estropicio, sería la que cualquier emplearía para repostar su vehículo.

¿Merece la pena hacer la compra en una gasolinera?

Según apunta la policía de Brandon, Missisipi, donde tuvo lugar el accidente, Lynne May, de 24 años, conducía bajo los efectos del alcohol a una velocidad de 161 km/h. Raymond Duke, asistente del Sheriff, explica que “había contravolantado de más, se metió en el carril contra el tráfico, casi tuvo un accidente con otro vehículo, volvió al carril correcto y entocnes salió volando. Tenía un ángel cuidando de ella, eso seguro”.

Es difícil quitarle la razón porque a pesar de lo aparatoso de la escena, absolutamente nadie resulto muerto ni herido, siendo solo la propia Shelby la que única que tuvo que lamentar algunas magulladuras.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas