Skip to main content

Noticia

Este Shelby Cobra 289 de 1963 sale a subasta mañana

Subasta Shelby Cobra 289 1963

Este Shelby Cobra 289 de 1963 sale a subasta mañana de la mano de RM Sotheby’s en el evento de Amelia Island, en Florida. Se espera que llegue al millón de euros.

Uno de los coches más emblemáticos que han salido jamás de las factorías de Estados Unidos está firmado por Carroll Shelby, el emblemático piloto y fabricante asociado estrechamente a la historia de Ford. Sus modelos clásicos son muy cotizados actualmente y, como tal, alcanzan grandes cifras de venta. Mañana, cuando salga a subasta este Shelby Cobra 289 de 1963, no será menos.

No te pierdas: El Shelby Cobra 289 resucita por su 50 aniversario

De un granero que se incendió a una de las estrellas de una importante subasta. Pasar de uno a otro no es nada sencillo y la historia que esconde este Shelby Cobra 289 de 1963 que va a subastar este fin de semana en Amelia Island la casa de subastas londinense RM Sotheby’s es fascinante y está repleta de anécdotas.

Vídeo: Onboard en un Shelby Cobra por Silverstone, ¡muy guapo!:

Un Cobra que casi es pasto de las llamas

El Cobra 289 fue originalmente construido en 1963 con fines promocionales. Tras pasar por numerosos eventos de la marca y salones del automóvil, el coche fue vendido al Dr. Bryan B. Molloy que, para quien no lo sepa, fue un famoso farmacólogo que vivió en Indianápolis (Estados Unidos) y es uno de los científicos que crearon el Prozac, un fuerte antidepresivo.

Molloy lo cambió de color desde el blanco original, pasando por el rojo y terminando en un tono bronce. Lo utilizó durante años y luego lo aparcó en un granero dentro de su granja. El Shelby Cobra permaneció años allí hasta que un repartidor lo vio en la propiedad y se lo compró a la viuda de Molloy.

A pesar de los muchos años de abandono, el motor solo necesitó 15 minutos de trabajo, una nueva batería y un poco de gasolina para volver a la vida. La anécdota más llamativa de esta historia es que tan solo 30 días después de que el coche fuera comprado, el granero en el que había permanecido durante tanto tiempo se incendió y fue pasto de las llamas. Si no lo hubieran rescatado a tiempo, esta joya clásica ahora tan solo sería un montón de chatarra quemada.

El coche pasó de mano en mano entre un par de propietarios más hasta que fue adquirido por el experto Tom Cotter, quien contó su historia en el libro “The Cobra in the Barn”. El Shelby ha sido completamente restaurado y devuelto a su estado original, y, ahora, 13 años en manos de un mismo propietario, será subastado este fin de semana en Amelia Island por un precio estimado por los expertos tasadores entre 1 y 1,2 millones de dólares (entre 813.000 y 976.000 euros al tipo de cambio actual). 

Foto: Erik Fuller (RM Sotheby's)

Lecturas recomendadas