Skip to main content

Noticia

Drag Race de descapotables: ¿Cuál es el cabrio más rápido?

Drag Race Cabrio

Una carrera en línea recta donde no solo será cuestión de aceleración.

Pese a que las versiones cabrio puedan ser menos efectivas para la conducción respecto a las variantes cerradas, llevar el cielo como techo es todo un “plus” en muchos sentidos. Escuchar el sonido del motor de forma más nítida o estar más en contacto con la carretera son respuestas que pueden darte los amantes, y además son sensaciones que te darán cualquiera de estos modelos. Quattroruote ha enfrentado a algunos de los mejores descapotables en una Drag Race, una carrera en línea recta donde no solo será cuestión de aceleración.

No te pierdas la prueba del BMW M850i xDrive

Quattroruote ofrece en su canal de YouTube una Drag Race entre el Mazda MX-5, el Ford Mustang Convertible, el BMW Serie 8 Cabrio y el Porsche 911 Carrera S Cabriolet. La potencia de algunos podría parecer baja en comparación con la de otros, pero es que aquí no solo se trata de acelerar a fondo. Los participantes tendrán que bajar en primer lugar completamente la capota para salir “disparados”. Una vez completen esta prueba habrá una segunda donde sí saldrán todos a la vez.

VÍDEO: La historia de la carretera Transfagarasan y el Mazda MX-5 2019

Pese a que se trata de un canal italiano, no hay presencia de coche de este país. Nos encontramos con un japonés, el Mazda MX-5, que recurre a un motor de 180 caballos de potencia y que tendrá ventaja en la primera prueba por su accionamiento manual de la capota. En segunda lugar, tenemos un Ford Mustang Convertible, que sorprendentemente no recurre al conocido V8 y toma alimentación del motor EcoBoost. También encontramos presencia de Alemania, con un Porsche 911 Carrera S Convertible que rinde 450 CV. Por último, otro teutón, un BMW M850i xDrive Cabrio de 530 CV.

El Mazda MX-5 es el menos potente pero también el más liviano. El Ford Mustang tiene menos potencia que los alemanes pero demuestra que acelera con energía. El BMW M850i monta tracción total, un “plus” en aceleraciones. Y el Porsche 911 es todo un atleta, un corredor al que siempre hay que temer. 

Fuente - Quattroruote

Y además