Skip to main content

Noticia

Drag race: Alfa Romeo 4C vs BMW M2 y Lotus Exige 350 Sport

Alfa Romeo 4C

Os traemos hoy otra de esas espectaculares drag race que enfrenta a tres de los deportivos más llamativos del momento, el Alfa Romeo 4C, el BMW M2 -del que hay tres unidades- y el Lotus Exige 350 Sport. ¿Cuál de ellos se lleva el gato al agua?

Una línea recta, una distancia previamente pactada y a ver qué coche acelera más. La mecánica de las drag race es de lo más simple, pero precisamente por eso levantan tanto interés entre los aficionados al mundo de los coches. Si se trata de ver las prestaciones enfrentadas de varios modelos, pocas pruebas más realistas que ésta existen. Y a ella se han enfrentado tres de los deportivos del momento, como son el Alfa Romeo 4C, el BMW M2 -con tres unidades diferentes- y el Lotus Exige 350 Sport. Aquí tienes el vídeo:

Antes de comenzar la batalla real, que enfrentará al Alfa Romeo, al Lotus y al M2 Competition, las otras dos unidades del M2 se enfrentan precisamente a su más capaz hermano. En el caso de la unidad azul, podemos contaros que cuenta con un cambio manual de seis marchas, mientras que el negro incorpora el automático de doble embrague y siete relaciones. Sin sorpresas, porque es precisamente el M2 Competition el que se impone, con el M2 con cambio automático en segundo lugar. Sería por tanto este BMW M2 Competition el elegido para plantar cara al 4C y al Exige.

No te pierdas: Giancarlo Fisichella, al volante del Alfa Romeo 4C

Los tres vehículos parten en igualdad de condiciones, y desde luego que la prueba es toda una demostración de la importancia que tiene la relación peso/potencia por encima del número bruto de caballos. Muchos pensaréis que es el BMW M2 Competition el que se impone al resto, pero nada más lejos de la realidad. El Alfa Romeo 4C, a pesar de tener bastante menos potencia y dos cilindros menos, también puede presumir de pesar apenas 1.118 kilogramos. Esta cifra es ligeramente inferior a la del Lotus Exige y desde luego mucho menor que la del M2. Y, sin duda, es la clave de su victoria. El resultado final es de lo más igualado, pero los metros que es capaz de sacar el 4C a sus rivales en los primeros compases de la carrera le acaban otorgando la victoria final.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas