Skip to main content

Noticia

¿Dónde aparcaremos tantos SUV?

¿Dónde aparcaremos tantos SUV?
Ignacio de Haro

La imparable demanda de los SUV ha provocado que en Reino Unido hayan decidido aumentar el tamaño de las plazas de aparcamiento en algunas ciudades. Esta medida, que puede parecer exagerada, es consecuencia del espectacular aumento experimentado en el número de accidentes registrados en aparcamientos, que se han disparado un 35% en el país desde el año 2014.

Te interesa: Aquí tenéis la prueba de que no todos los SUV son un éxito

Está claro que los SUV son un éxito, es algo que no se puede discutir pues las cifras de ventas reflejan la tendencia al alza que lleva experimentando este segmento desde la década pasada, alcanzando año tras año una mayor cuota de mercado y por lo tanto, más peso dentro de la industria del automóvil. Ahora bien, esta tendencia tan lucrativa para los fabricantes no siempre es positiva para los usuarios de las carreteras y, en especial, de las plazas de estacionamiento. Y es que por ejemplo, la imparable demanda de los SUV ha provocado que en Reino Unido hayan decidido aumentar el tamaño de las plazas de aparcamiento para intentar frenar el número de siniestros.

Desde el año 2014, en Reino Unido han aumentado un 35% el número de accidentes registrados en aparcamientos, según los datos que señalan desde AutoExpress citando como fuente a Accident Exchange. Desde la conocida publicación británica indican que los SUV tienen gran parte de la culpa de ese espectacular incremento y es por ello que el mayor proveedor de plazas de aparcamiento del país, National Car Parks (NCP), ha decidido ampliar el tamaño de las plazas.

Récord Guinness de aparcamiento en línea

Pero claro, aumentar el tamaño de las plazas implica reducir el número de espacios disponibles, algo que como es lógico, no gusta a todo el mundo. Entre los que no, está Greenpeace UK, que indica que crear plazas más grandes para dar cabida a coches más voluminosos que consumen más carburante “es justamente lo contrario de lo que deberíamos estar haciendo”. “Tenemos que repensar nuestra infraestructura de transportes de forma que, en lugar de penalizar, premie a aquellos que apuesten por mejorar nuestra salud y el medioambiente”, agrega Doug Parr, miembro de la organización.

Claro que coches como el Tesla Model X o como el BMW X5 xDrive40e iPerformance, por nombrar dos ejemplos (el primero es eléctrico y el segundo, híbrido enchufable) demuestran que los SUV no siempre son poco eficientes: las nuevas tecnologías permiten que estos voluminosos automóviles logren consumos que resultarían imposibles de creer hace tan solo unos años. Quizá la clave de todo esto la tengan estas dos marcas que, junto a firmas como Mercedes, ya ofrecen sistemas de aparcamiento controlados a distancia que permiten estacionar los vehículos en plazas más estrechas.

Fuente: CarBuzz, AutoExpress.

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.