Logo Autobild.es

El día después de la F1: Las lágrimas de Sir Lewis Hamilton

Lewis Hamilton victoria Silverstone 2024

Lewis Hamilton llevaba sin ganar desde el Gran Premio de Arabia Saudí de 2021. Su vida ha cambiado mucho desde entonces... 

La victoria de Lewis Hamilton este domingo significó mucho más que un trofeo en un palmarés, que ya cuenta con 104 triunfos firmados por el siete veces campeón. Si había un momento que Lewis necesitaba ganar era precisamente este, en el año de su despedida de Mercedes - equipo con el que lo ha ganado casi todo -, en plena explosión de talento de Russell y después de casi tres años sin ganar.

Cuando, después de cruzar la línea de meta del Circuito Silverstone, Lewis Hamilton pronunció sus primeras palabras por la radio, ni siquiera se le entendía. El piloto británico estalló en lágrimas, por supuesto de alegría, después de conquistar una victoria que ansiaba y que cada vez parecía más difícil. Era la novena para él en Gran Bretaña, y seguramente la más especial.

Hamilton llevaba sin ganar una carrera de Fórmula 1 desde que se jugó el título con Max Verstappen en el año 2021. Para ser exactos, Lewis no vencía desde el GP de Arabia Saudí de aquel año. En este tiempo, Mercedes ha pasado de tener el mejor coche de la parrilla a ser superado por Red Bull e incluso por Ferrari regularmente.

Y, para un piloto que acumula más de 100 victorias, y que ha ganado carreras desde su primer año en el Gran Circo, no tener la opción de vencer es un peaje demasiado caro a pagar por estar en un equipo. Probablemente por eso, y porque nunca quiso retirarse sin vestir de rojo en algún momento de su vida, se marchará a Ferrari en 2025.

¿Para ganar su octavo título? Eso ya son palabras mayores.

Las dudas sobre Ferrari y el temor de que favorezcan a Russell

Que Hamilton vista de rojo a partir de la próxima temporada no quiere decir que vaya a tener más opciones de ganar carreras y títulos que en Mercedes, ni el año próximo, ni en un futuro cercano. De hecho, si nos fijamos en esta misma temporada, Ferrari tuvo un magnífico inicio de curso, pero desde Mónaco ha ido perdiendo efectividad en su evolución hasta caer por detrás de Mercedes y McLaren.

El reglamento técnico de la categoría reina cambiará en 2026, y ya se dice que la escudería de la estrella volverá a tener el mejor motor de la parrilla, al igual que consiguió hacer tras la introducción de la normativa híbrida en 2014. Desde aquel año hasta 2020, fueron imbatibles, precisamente con Hamilton al volante.

Esas posibles dudas sobre el cambio decidido a principios de año, ahora que ve que Mercedes levanta el vuelo después de dos años difíciles, unidas a unas carreras difíciles al inicio de temporada, en las que estuvo regularmente detrás de Russell, y a sus sospechas de que Mercedes hubiera decidido beneficiar a su compañero, habían añadido aún más presión al hecho de llevar más de dos años sin ganar. 

De hecho, en el pasado GP de Mónaco, Lewis llegó a insinuar que Russell montaba un nuevo alerón delantero que él no tenía. El siete veces campeón mundial, no se explicaba que su compatriota pudiera haber acabado por delante en clasificación. Más allá de suspicacias sin mucho fundamento, hay que reconocer que el ritmo de Russell en las últimas carreras está siendo brillante.

En el GP Canadá hizo la pole y subió al podio (tercero) tras luchar por la victoria; en Barcelona el ritmo de los dos Mercedes fue muy parejo y Lewis acabó tercero con George cuarto; y en Austria, Russell logró la victoria. En Silverstone, era favorito hasta que Hamilton le pasó en pista sobre mojado, habiendo incluso conquistado la pole position el sábado.

Hamilton Mercedes F1

A medida que se acerque el final de la temporada, Hamilton irá teniendo menos acceso a los datos internos del equipo, a la evolución y a lo que se planea para el próximo curso. Esto es normal, precisamente porque él no estará el año que viene y no quieren que se lleven datos a Maranello. 

Ahora le toca a Lewis construir allí su propio equipo, formar una Scuderia campeona, que regrese a la senda del éxito por primera vez desde el título de constructores de 2008. Lo verá, seguro, como un gran reto. 

Pero asumir un reto cuando el Mercedes que lleva vuelve a estar para ganar carreras y cuando se dice que liderarán la próxima era... quizás no sea fácil de afrontar de aquí a final de curso, aunque por supuesto, nadie tiene una bola de cristal para saber lo que ocurrirá en el futuro.

 

Seis ganadores distintos en lo que va de temporada

La temporada 2024 de Fórmula 1 nos está ofreciendo el espectáculo y la imprevisibilidad que llevábamos mucho tiempo reclamando. En lo que llevamos de curso, ya han ganado carreras seis pilotos distintos: Max Verstappen, Carlos Sainz, Lando Norris, Charles Leclerc, George Russell y Lewis Hamilton.

Por fin tenemos a dos o tres equipos en la batalla directa por la victoria, y las distancias entre ellos son tan pequeñas que cuando llueve o hay errores notables, ya no siempre va a ganar el mismo. Pero, eso sí, Verstappen sigue siendo un pilotazo que no se rinde hasta la última vuelta, aunque el coche no haya estado durante la carrera como para pelear por el liderato.

La consecución de su cuarto mundial no parece estar en riesgo (tiene una ventaja de 84 puntos sobre Lando Norris actualmente), tras el colchón acumulado en las primeras carreras y gracias a su demostración de talento de cada fin de semana... ¡Pero ahora tiene rivales, que es lo que la F1 tanto necesitaba!

Etiquetas: hamilton

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.