Skip to main content

Noticia

Motos

La DGT recuerda cómo se debe coger una curva en moto

Motocicleta
Conceptos básicos.

Cuando un conductor con carné de coche se pasa, gracias a la compatibilidad, a las dos ruedas, se suele dar de bruces con la realidad de que conducir una moto no es tan fácil como parece. Hay ciertas maniobras delicadas que hay que practicar y alguna tan sencilla (a priori) como tomar curvas puede entrañar problemas. Es por eso que la DGT recuerda cómo se debe coger una curva en moto.

Se trata de conceptos básicos que no está mal recordar para los más veteranos y que son útiles para aquellos que se estén iniciando en el mundillo:

Empieza por la postura, que debe ser relajada y en la que el piloto esté a gusto. Las rodillas se pegan al depósito, las puntas de los pies apuntan hacia el suelo y los codos tienen que estar más o menos a la altura de los extremos del manillar (aunque esto varía según el tamaño del piloto).

Hay que anticiparse a la curva, rebajando las marchas y frenando mientras estamos en el tramo recto de aproximación a la curva. Con la velocidad adecuada, se inclina la moto de manera suave, siempre manteniendo la vista en un punto lejano, en la salida de la curva. Durante el proceso hay que dosificar el acelerador para mantener la velocidad y la trayectoria, abriendo gas cuando “levantemos” la moto y salgamos de la curva.

Lógicamente la DGT también apunta fallos comunes como empezar el giro antes de tiempo o entrar a una velocidad más alta de la adecuada, lo que puede acabar mal. Se señala, además, que nunca hay que invadir el carril contrario al trazar la curva.

Más:

DGT

Seguros de moto

Calcula el seguro de tu moto

Ir a seguros

Y además