Logo Autobild.es

La DGT explica las 4 razones por las que te pueden someter a un control de alcohol y drogas

Suspendidos los controles de alcoholemia

En plena Operación Especial de Semana Santa, Tráfico intensifica la vigilancia de las principales infracciones como los excesos de velocidad y el consumo de sustancias prohibidas al volante. A través de Twitter la DGT recuerda las cuatro razones por las que te pueden someter a un control de alcohol y drogas

Con el #hashtag SiConducesPonteACero, los responsables de redes sociales de la Dirección General de Tráfico (DGT) recuerdan que las pruebas de alcohol y drogas no solo se realizan en aquellas situaciones en las que es demasiado evidente que el conductor ha consumido alguna de estas sustancias o se ha producido un accidente.

¿Con cuántas cervezas das positivo en un control de alcoholemia de la Guardia Civil?

Las 4 razones por las que te pueden someter a un control de alcohol

Cuatro son los motivos por los que los Agentes de Tráfico de la Guardia Civil (#ATGC) te pueden parar y pedirte que te sometas a una prueba de alcohol y/o drogas. En realidad, son muchos más ya que bajo el paraguas de controles preventivos o pruebas aleatorias queda justificado prácticamente cualquier supuesto.

Cuatro son, por tanto, los motivos por los que la Guardia Civil de Tráfico puede decidir comprobar el estado de un conductor:

  • Controles preventivos. Son aquellas situaciones en los que los agentes detectan "una conducción alterada". Según la DGT, los controles preventivos son los más frecuentes.
  • Campañas especiales. De forma periódica, la Dirección General de Tráfico pone en marcha campañas especiales de vigilancia. En unas, intensifica los controles de velocidad; en otras, trata de reducir las distracciones al volante... 
  • Accidentes. Todos los conductores involucrados en un accidente pueden ser sometidos a un prueba de detección de alcohol y drogas en el lugar del siniestro. La norma también se aplica a peatones y ciclistas 
  • Pruebas aleatorias. En este último supuesto, los conductores son elegidos al azar y los resultados se utilizan en estudios epidemiológicos de consumo de alcohol y drogas.

No puedes negarte

El tuit de la DGT deja otro mensaje importante: "es obligatorio someterse a las pruebas cuando un agente lo requiere".

Cualquier conductor puede ser requerido, en cualquier lugar y momento, para realizar una prueba de alcohol o drogas. Y negarse a realizar la prueba de alcohol o drogas está tipificado como delito y, como tal, puede ser castigado con cárcel.

Si la Guardia Civil te da el alto y te niegas a realizar el test de alcohol o drogas estarás cometiendo un delito que se castiga con penas de entre seis meses y un año de cárcel. También te pueden retirar el carnet hasta cuatro años.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.