Skip to main content

Noticia

Motos

El deseo de Lorenzo: Una mezcla entre la Ducati GP17 y la GP18

Jorge Lorenzo, contento a medias con la Ducati GP18

Jorge Lorenzo comenzó de manera fulgurante en el test de Sepang siendo el más rápido. Sin embargo en Tailandia fue 16º y ya no tiene tan claras las bondades de la Ducati GP18.

Álex Rins, la luz de Suzuki para volver a los puestos de honor en MotoGP

El deseo de Lorenzo: Una mezcla entre la Ducati GP17 y la GP18. El piloto mallorquín llegaba al test de Tailandia después de haber sido el más rápido en las anteriores pruebas disputadas en Sepang. Parecía que el 99 estaba encantado con la nueva Ducati GP18 y ya muchos estábamos pensando en que volvería a estar en la lucha por el título. 

Pero si por algo se caracteriza MotoGP en los últimos años es porque la realidad cambia de un circuito a otro sin que los pilotos y equipos sean capaces de entender el por qué. Eso ha sido lo que le ha sucedido a Lorenzo en el Circuito de Buriram, donde finalizó 16º en el acumulado de los tiempos y siempre tuvo muchas dificultades para entrar en el top-10. 

VÍDEO: MotoE, la nueva categoría de MotoGP eléctricas

Las sensaciones del español con la GP18 no fueron para nada parecidas a las que tuvo en Sepang dos semanas antes. Al ver que no encontraba una solución en materia de puesta a punto, Lorenzo decidió probar de nuevo la GP17 para ver qué diferencias extraía entre cada una de las motos. De hecho, esa GP17 se la pidió prestada al equipo Pramac Racing, siendo esta una de las motos de Danilo Petrucci. 

Al término del test en Tailandia, Lorenzo ha explicado que lo que más le gustaría sería tener una moto que mezclase las bondades de la GP17 con las de la GP18: "Quería comparar el chasis nuevo con la moto antigua. En Sepang vi que la GP18 tenía aspectos positivos, pero también alguno negativo. Lo ideal sería poder hacer un 'mix' de ambas motos". 

Sin embargo, Lorenzo tampoco quiere precipitarse y esperar a ver qué trabajo hacen los ingenieros en Borgo Panigale con las indicaciones que él les ha marcado en las pruebas de Buriram. Seguramente las sensaciones que pueda tener Lorenzo en Qatar con la nueva moto serán las que determinen si finalmente opta por la 2018 o por otro lado quiere construir una base que tome como referencia la 2017. 

En cualquier caso, a nivel de potencial, el tricampeón del mundo de MotoGP reconoce que la 2018 le parece mejor moto en ese sentido: "Si tuviera que elegir ya la moto con la que empezaría el Mundial, seguramente lo haría con la GP18 porque tiene más potencial".

Lecturas recomendadas