Skip to main content

Noticia

¿Cuál es mejor, Corvette ZR1 o Viper ACR?

¿Cuál es mejor, Corvette ZR1 o Viper ACR?

Territorio norteamericano: ponemos frente a frente a dos de los mayores deportivos que ha visto nacer Estados Unidos.

Lectores europeos, por mucho que se diga que los muscle car americanos solo sirven para acelerar en rectas y por mucho que os encontréis entre los detractores de este tipo de modelos, en el fondo, aunque lo neguéis (si es que lo hacéis), tenéis cierta admiración por estos coches. Obnubilados por sus motores grandes sin restricción de consumo por el precio prohibitivo del combustible, ruedas anchas y estética de lo más contundente, a menudo pasamos por alto que en Estados Unidos también han parido algunos deportivos de lo más interesantes. Hoy vamos a poner cara a cara a dos de ellos, el Chevrolet Corvette ZR1 y el Dodge Viper ACR.

VÍDEO: Un homenaje al salvaje Dodge Viper ACR

Se trata de una batalla de nivel, pero que además tiene cierto componente sentimental y es que hay que recordar que el Viper ACR ha sido el último de su estirpe. El pasado día 31 de agosto su fábrica cerró sus puertas de manera definitiva, cesando la producción del deportivo que comenzó en 1992. ¿Los motivos? La baja demanda, y es que durante el pasado año solo se vendieron 630 unidades, un volumen demasiado bajo ya que la planta daba trabajo a 80 personas que producían el modelo de forma artesanal. Un triste adiós, sin duda, pero, ¿qué mejor manera de despedirlo que poniéndolo (al menos sobre el papel) frente a un rival directo?

Galones en ambos bandos

Y es que ambos llegan con una etiqueta de ser “el más…” de su linaje. Por seguir con el Viper, es el más rápido que jamás se haya fabricado; mientras que el Corvette ZR1 es el más potente de la historia. Entremos en detalle, porque aquí hay mucha tela que cortar.

El Viper confía, al más puro estilo americano, en un descomunal motor V10 atmosférico de 8,4 litros de cilindrada que entrega una potencia de 654 CV y un par máximo de 814 Nm. Cifras encomiables pero que palidecen comparadas con las del Vette que, optando por un V8 sobrealimentado de 6,2 litros (por mucho que duela a los puristas), desarrolla 755 CV y 969 Nm. Nos encantaría poder arrojar luz sobre si esta diferencia se nota mucho o decanta la balanza del lado del ZR1, pero Chevrolet no ha desvelado su tiempo en el 0-100 (se rumorea que podría bajar de los tres segundos), por lo que solo queda apuntar que su objetivo está en rebajar los 3,6 segundos que tarda en completarlo el Dodge. Donde si los podemos comparar es en su velocidad punta, batalla que gana de manera holgada el Corvette, alcanzando los 337 km/h por los 280 km/h de su rival. Resulta llamativo este dato ya que el Viper GTS, técnicamente inferior, llega a 330 km/h, pero es que la puesta a punto del ACR va encaminada a sacarle el máximo provecho en circuito.

Es algo que queda patente en su apartado técnico, con componentes que rayan al más alto nivel. Sus neumáticos son unos Kumho Ecsta V720 ACR de medidas 295/25 R19 y 355/30 R19, monta una suspensión Bilstein tipo coil-over regulable en 76 milímetros que permite bajar la carrocería hasta a solo 10 centímetros del suelo, calza frenos Brembo de 390 mm de diámetro en las ruedas delanteras y de 360 mm en las traseras, mordidos respectivamente por pinzas de seis y cuatro pistones, y utiliza una caja de cambios manual Tremec TR6060 de seis marchas.

Como es lógico, el ZR1 no tiene nada que envidiarle. Sus llantas exclusivas de diseño de estrella van envueltas en unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2, el sistema de frenos carbocerámicos se asegura de que se detenga donde quiera el conductor y emplea una suspensión deportiva con amortiguadores adaptativos Magneride. Los amantes del cambio manual pueden respirar tranquilos ya que se ofrece con una caja de seis relaciones, pero también hay hueco para los que prefieran las transmisiones automáticas, ya que como novedad estrena una de ocho velocidades con convertidor de par.

Prueba Dodge Viper ACR

La importancia de la aerodinámica

Aunque esté homologado para circular por carretera, solo hay que echar un vistazo para tener claro que ambos son criaturas de circuito. El aspecto aerodinámica está más que trabajado en los dos y los datos que revelan dan buena cuenta de ello. El caso del Viper ACR es especialmente llamativo puesto que es el modelo de producción que más carga aerodinámica soporta: 540 kilos a 240 km/h y 635 a 280 km/h. El principal responsable de ello es el “Extreme Aero”, un kit de carrocería que modifica splitter delantero, capó, difusor trasero y alerón, un enorme spoiler que mide casi dos metros de ancho.

El ZR1 no llega a tales extremos, llegando a aguantar 430 kilos como máximo al vestirse con el ZTK Performance Package, formado por un splitter específico y un alerón situado en una posición más alta. De serie, no obstante, va equipado con el kit de carrocería “Low Wing”, optimizado para alcanzar la mayor velocidad punta posible.

Confort en el habitáculo

Lo bueno es que esa radicalidad que ofrecen en su conducción no conlleva un ambiente espartano en su interior. Lógicamente no son los vehículos más cómodos para el día a día, pero cuentan con un acabado y un equipamiento de lo más cuidados. El Dodge cuenta con tapicería de cuero y Alcantara, el volante se regula en altura, los pedales en profundidad, tiene aire acondicionado, pantalla en la consola central y sistema de audio con 12 altavoces. El Chevrolet se decanta por la cuero Napa, los asientos son ventilados y calefactados, tiene conectividad con smartphones y BOSE firma el equipo de sonido.

Y, además, a buen precio

Del Corvette ZR1 todavía no hay precio oficial, pero todo apunta a que como sus predecesores, entrará en el territorio de los deportivos “asequibles”, con una cuantía que se quedará bastante por debajo de los 150.000 dólares. Es algo que se confirma, o se confirmaba, mejor dicho, en el Viper ACR: 120.000 dólares. Se mire por donde se mire, es muy difícil encontrar otros coches en el mercado que ofrezcan una prestaciones similares (recordemos, más de 650 CV en ambos casos) a un coste tan bajo. Dos auténticos matagigantes.

Corvette ZR1, ¡presentado!

Conclusión

Lo cierto es que ambos son opciones muy a tener en cuenta si el objetivo es hacerse con un deportivo americano y, además, son viables para más bolsillos que modelos similares de fabricantes europeos. Pero lo que decanta la balanza definitivamente es el hecho de que el Viper ACR ya no se puede adquirir, al menos de primera mano, lo que deja vía libre para que el ZR1 se haga con todos los compradores potenciales cuando se ponga a la venta en enero de 2018.

Lecturas recomendadas