Skip to main content

Noticia

Corbellati Missile, el coche que pretende superar los 500 km/h

Corbellati Missile

Uno de los vehículos más llamativos de todos los que se presentarán en el Salón de Ginebra será el Corbellatti Missile, una bestia de origen italiano con motor V8 de 1.800 CV con el que se van a intentar superar los 500 km/h de velocidad punta.

El Salón de Ginebra está a la vuelta de la esquina, y con él un buen puñado de novedades con las que saciar nuestra hambre automovilística. Eso sí, no todas ellas vendrán de marcas conocidas. De hecho, nos atrevemos a decir que la más impresionante de todas te va a sonar casi a chino. Se trata del Corbellatti Missile, un hypercar fabricado por una empresa familiar italiana que llega con las miras muy altas. Quiere convertirse en el coche más rápido del mundo.

No te pierdas: Todas las novedades del Salón de Ginebra 2018

La mencionada empresa quiere traspasar toda su experiencia en la fabricación de obras de arte y joyas al mundo de las cuatro ruedas, creando, según sus propias palabras, “un coche de rendimiento y diseño únicos, como son las joyas”. Tanto es así, que además de en Ginebra veremos este bólido en el Top Marqués de Mónaco, uno de los eventos más importantes de entre los que manda el lujo.

Corbellati Missile

Entrando en detalle, este nuevo Corbellatti Missile es una obra de arte en el aspecto aerodinámico, algo fundamental cuando hablamos de un vehículo de tan altas prestaciones. Tanto su chasis como su carrocería han sido fabricados a mano y en fibra de carbono, anunciando unas medidas de 4,67 metros de largo, 2,04 de ancho -sin retrovisores- y 1,17 de alto. La batalla, por su parte, es de 2,85 metros, mientras que la altura respecto al suelo es de unos exiguos 12 centímetros.

Para lograr la velocidad punta que busca, que es nada más y nada menos que más de 500 km/h, el Corbellatti Missile esconde bajo su sensual piel un brutal motor V8 de 9 litros, capaz de desarrollar una potencia de 1.800 CV y un par máximo de 2.350 Nm. ¿Habrá algún neumático en el mundo capaz de aguantar semejante torrente de energía? Menos dudas existen en cuanto a su transmisión, manual de seis velocidades y que deriva todo lo que te hemos contado hasta el tren trasero. ¡Ah! Y también contaremos con un diferencial de deslizamiento limitado.

Obviamente, para detener todo este poderío es necesario un equipo de frenado a la altura, de tal manera que contaremos con unos discos carbocerámicos de 396 milímetros y 36 mm de grosor, además de unas pinzas de 6 pistones monoblock. También podemos anunciar la presencia de unas llantas de 20 pulgadas, que alojarán neumáticos de 265/35 en el tren delantero y de 345/30 en el trasero, mientras que sus amortiguadores presentan la opción de ajustarse en tres posiciones diferentes.

Lecturas recomendadas

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2018