Skip to main content

Noticia

Motor

Controles de alcoholemia: teoría vs realidad. Denuncian que no hay medios para las pruebas que anuncia la DGT

Guardia Civil Trafico

Los agentes de Tráfico denuncian que no tienen medios para realizar todas las pruebas de alcohol y drogas que anuncia la DGT. Esta es, según quienes están a pie de carretera, la realidad de los controles de alcoholemia.

"Desde la Agrupación recientemente se han dado instrucciones a los destacamentos de empezar a realizar controles masivos de alcohol y drogas, supuestamente con un protocolo adaptado a la situación actual provocada por la Covid-19, que intenta aumentar la seguridad y reducir al máximo el riesgo de contagio tanto de agentes como de usuarios", aseguran los representantes de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC). 

Los agentes denuncian la falta de material para realizar controles de alcoholemia

"Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se está diciendo a la sociedad que este incremento de controles va unido al incremento de la circulación y desplazamientos a causa del levantamiento del confinamiento y el inicio del periodo vacacional, pero lo que callan es la situación real de los componentes de la ATGC para la realización de tales controles", explican con indignación.

Multas de alcoholemia: estas son las sanciones y así te afecta el alcohol al volante

La realidad que exponen quienes se encargan de la realización de los controles de alcoholemia es la siguiente: "agentes que no se disponen de las pruebas de drogas suficientes para su realización teniendo que dejar las pocas de las que se disponen para situaciones donde sea imprescindible su realización por la gravedad de los hechos, tales como siniestros viales".

Denuncian una política que se centra en los radares y olvida a los agentes

AEGC ya ha denunciado con anterioridad que la política de inversiones de la DGT "apuesta por la compra de radares y otro material similar" y deja a un lado a la Agrupación de Tráfico. "Una Agrupación cuyos integrantes son sin duda los principales garantes de velar por la seguridad de todos los usuarios de las vías llevando a cabo la vigilancia, control, auxilio y cumplimiento estricto de las leyes viales, con el único fin de reducir la siniestralidad vial", matizan.

Camiones camuflados de la DGT: uno de sus conductores nos cuenta cómo funcionan

La Federación de Tráfico de la AEGC lanza una reflexión en la que asegura que las medidas lanzadas hasta el momento por la DGT no han obtenido los efectos deseados: afirman que solo han conseguido aumentar el número de sanciones por exceso de velocidad y no reducir el número de accidentes y/o fallecidos en carretera.

stop guardia civil_esperando presa

"Esto significa que la inversión en radares es una equivocación ya que en lugar de invertir en la mejora de medios para los agentes, que sí beneficia y contribuye a que haya más vigilancia y seguridad en las vías y, por tanto, se reduzcan esos números negativos, se da prioridad a la recaudación mediante las sanciones que estos imponen, dando una imagen pésima de la DGT, a la vez que se perjudica directamente la propia imagen de la ATGC lo que para los que formamos parte de ella es inaceptable", afirman.

Coches parados con averías de menos de 100 euros

También denuncian que este "abandono por parte de la DGT" se ha traducido en una reducción el presupuesto hasta el punto de acumular vehículos de dos y de cuatro ruedas parados en los Destacamentos simplemente por tener averías que no superan en un gran número de casos los 100€ euros (con neumáticos desgastados o pinchados, muchos de ellos). 

Desde Autobild.es hemos denunciado en varias ocasiones el mal estado en que se encuentran muchos patrullas de la Guardia Civil que, en algunos casos, circulan con muchos más kilómetros de los recomendados. 

AEGC insta a la DGT a que mejoren tales circunstancias y dote a la ATGC de un presupuesto acorde con las necesidades que demanda la actual situación de la seguridad vial. "Desde nuestra Asociación recordamos que la mejor inversión es aquella destinada a salvar vidas, a través del trabajo de los agentes reduciendo la siniestralidad, y no a la mera recaudación económica que se esconde bajo el pretexto de invertir en seguridad con la compra de radares, lo que se está demostrando no es el camino a seguir", sentencian.

 Foto portada: AEGC

Y además