Skip to main content

Noticia

Motor

Un conductor bajo los efectos del alcohol se estrella contra un caza de combate

accidente caza
Mala idea.

A estas alturas hemos visto accidentes de todos los colores, tantos que cabría pensar que nada nos puede sorprender. Sin embargo, el mundo es grande y los tentáculos de internet interminables, lo que hace que cada determinado tiempo nos encontremos con un caso peculiar. Esta vez se trata de un coche que, en lugar de estrellarse contra un automóvil, ha tenido un golpe de alcance con un caza de combate.

Un motorista es golpeado por un caza MiG-27 en la India

El incidente tuvo lugar en Vasilkov, una localidad de Ucrania, concretamente en un aeródromo. Allí, uno de los ingenieros del lugar, estando bajo los efectos del alcohol, acabó con su Volkswagen Touran personal conduciendo por dentro de la pista y, todavía no se sabe cómo, chocó en la parte trasera de un caza MiG-29.

No se ha detallado a que velocidad tuvo lugar el impacto, pero fue a la suficiente como para que el avión se incendiara, provocando daños visibles. De hecho, el fuego también se extendió a la Volkswagen, algo que también se aprecia en las imágenes.

El conductor del monovolumen sufrió heridas menores, con múltiples hematomas en la zona del tórax y en la cara, pero no corrió peligro grave. Ahora bien, lo que le espera no es plato de buen gusto para nadie, ya que será juzgado y, además, si se ve obligado a pagar por los desperfectos estará en una muy mala situación, ya que el coste de un caza MiG-29 va desde los 9 a casi los 17 millones de euros en función de sus especificaciones.

Como dato curioso, este a priori anecdótico accidente ha supuesto un duro golpe para las fuerzas aéreas ucranianas, porque solo cuentan (contaban) con 24 ejemplares del MiG-29 en su flota, que ahora se ha visto reducida en un 4%.

Fuente e imágenes: Vk

Y además