Skip to main content

Noticia

Comparativa: Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4

Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4

En el nuevo Suzuki Jimny se esconde un auténtico todoterreno en pequeño formato. Por eso, su rival directo en el mercado, donde no abundan este tipo de vehículos, es sin duda el Fiat Panda 4x4. Los enfrentamos para ver cuál concentra mas espíritu offroad y más capacidades para el día a día, en este duelo del Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4.

Empecemos diciendo que el nuevo Suzuki Jimny dista mucho de ser un coche perfecto. Tiene un comportamiento a la antigua, y muchos otros de su tamaño son más dinámicos, ahorradores, seguros y cómodos. Pero a favor del Suzuki juega una originalidad tal que muchos caerán rendidos ante él.

VÍDEO: Todas las generaciones del Suzuki Jimny

Comportamiento desfasado

Empecemos por carretera: el Jimny tiene los típicos defectos en comportamiento sobre asfalto de los todoterreno genuinos: una batalla corta, largos y blandos recorridos de suspensión, ejes rígidos y un bloque de la transmisión que apenas está separado del habitáculo. Con todo esto, no esperes en absoluto un rodar refinado.

A todo eso hay que añadir unas distancias de frenado desde los 100 km/h que, con los discos calientes, se acercan peligrosamente a los 45 metros. Demasiados, si tenemos en cuenta los estándares de seguridad que rigen hoy en día. El motor de 1,5 litros de disposición longitudinal tiene un buen desempeño, aunque se hace oír (siempre acompañado del ruido de la transmisión) y traga como un gasolina de los de antes: hemos medido un consumo de 7,8 litros cada 100 kilómetros.

Mejor no corras mucho...

Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4

La corta batalla penaliza el confort de marcha porque lo vuelve rebotón, y la dirección de tacto difusa, especialmente en los abruptos cambios de trayectoria, te quitan las ganas de realizar nada que se parezca a una conducción dinámica. La palanca del cambio tampoco invita a rápidas inserciones. Y es que la diversión al volante del nuevo Jimny va por otros derroteros. Por ejemplo la postura elevada y la gran visibilidad de la carretera, que nos recuerda mucho a cuando vamos sentados en un Mercedes Clase G.

Y nos ha sorprendido la suavidad y ligereza del pedal del embrague, así como de las puertas, el capó o el mecanismo de plegado de la segunda fila. Todo transmite sencillez y facilita el día a día. Y en tráfico urbano, este pequeño de unos 1.100 kilos ha demostrado una capacidad para zigzaguear ágilmente entre el tráfico sorprendente.

¡Mancharse es un placer!

Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4

Pero sobre todo, su agilidad la demuestra fuera del asfalto: lo hemos probado en un circuito de motocross, y a este Jimny no hay desnivel ni bache que se le resista, y no queda encallado ni en las zonas más lodosas. Su eficaz tracción integral y sus generosas cotas respecto al suelo salen a relucir.

Pero el Fiat Panda 4x4 no le va a la zaga en este circuito de barro: tiene una excelente tracción, escala las pendientes con brío y decisión. Sin embargo, sus voladizos delantero y trasero, más pronunciados, le restan margen a la hora de subir y bajar cuestas empinadas. A cambio, el Fiat responde mucho mejor en carretera.

El Panda, mejor en carretera

Especialmente en autovía, a velocidad elevada, es más silencioso y tiene un rodar más confortable. Su diminuto motor de dos cilindros con turbo aporta todo el par motor antes que su rival, y permite rodar más relajado en marchas altas, algo que se agradece también en tráfico urbano, ya que no obliga a cambiar tanto.

Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4

Con todo, el Fiat se queda por detrás del Suzuki en aceleración de 0 a 100 km/h, 13,1 segundos frente a 12,5. Pero a cambio, es menos tragón a la hora de pasar por el surtidor, y en nuestro test se ha quedado por debajo de los siete litros. Aunque subjetivamente el Panda parece más estrecho por dentro, lo cierto es que tiene más espacio para los hombros y sus asientos recogen mejor el cuerpo. Y el comportamiento general en carretera se siente más moderno que en su rival, especialmente en los giros y a la hora de frenar.

Y otra cosa a favor del Fiat: es un cinco puertas, de modo que acceder a sus plazas traseras es pan comido. En el Suzuki, los pasajeros de detrás deberán hacer complicados escorzos para acceder a unas plazas realmente escuetas.

Conclusión

Suzuki Jimny vs Fiat Panda 4x4

Al final, el veredicto es claro: aunque el Jimny nos ha encantado por lo atrevido de su apuesta y estética, el Panda gana a puntos: tiene mejores cualidades para el día a día, y es más acorde con lo que uno espera de un coche actual.

¿Cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas