Skip to main content

Noticia

Motor

Cómo revisar un coche de empresa después de las vacaciones

Cómo revisar un coche de empresa después de las vacaciones

Septiembre. Vuelta a la rutina, a la oficina (este año, el regreso puede ser doble, si llevas mucho tiempo teletrabajando) y... ¿al coche de empresa? En España hay ya 2 millones de estos, y la cifra va subiendo. Muchos de ellos (no todos, pero un buen número) recorren más kilómetros de los 12.000 que hace el español medio. Por lo que, si tú eres uno de sus usuarios, te explicamos cómo revisar un coche de empresa después de las vacaciones. Algo que muchas veces se deja de lado, pero que resulta fundamental.

Como destaca Norauto, que ha realizado este decálogo de cosas en las que centrarse, los vehículos con un uso intensivo necesitan revisarse más a menudo que los demás. Con más razón si cabe cuando se trata de herramientas de trabajo. Porque, para una compañía, encontrarse con un vehículo parado forzosamente por una avería o un accidente es una pesadilla. Sobre todo, si necesita que esté constantemente en circulación. Así que coge papel y boli; esto es todo lo que debes verificar (tú personalmente, si tienes los conocimientos suficientes, o el taller al que te dirijas):

calendario mantenimiento coche 2021
  1. Neumáticos. Es necesario comprobar que estén en buen estado, sin abultamientos, cortes, desgastes irregulares o grietas. También que tengan la presión correcta, y una adecuada profundidad del dibujo. De esta última existe un mínimo legal: 1,6 mm. 
  2. Niveles de aceite y líquido. Tanto el refrigerante como el del limpiaparabrisas.
  3. Frenos. Hay que prestar especial atención a las pastillas y discos de freno.
  4. Amortiguadores. Igualmente, han de estar en buen estado.
  5. Aceite y filtros. Aquí, cada fabricante determina el kilometraje o el tiempo que debe pasar entre cada cambio. Aunque Norauto precisa que existe un plan de mantenimiento específico que pueden seguir los vehículos con uso intensivo.
  6. Batería: Sufre sobre todo en verano y en invierno, por lo que no es mala idea verificar su estado después de los rigores estivales.
  7. Carrocería: Obsérvala, en especial, para ver si hay nuevos golpes, ya que, como explican los expertos de Norauto, "pueden ocasionar un daño mayor en el automóvil de lo que se observa a primera vista". 
  8. Alumbrado y señalización: Buena regulación de los faros, así como su buen funcionamiento. La clave es que no deslumbren, pero den la suficiente luz como para conducir sin riesgos.
  9. Parabrisas y escobillas: Dado que es fundamental en la resistencia estructural del vehículo, además de permitirnos ver la carretera, este es un punto importante. Las escobillas deben hacer un correcto barrido y una buena limpieza para ayudar en la visibilidad.
  10. Documentación y elementos de seguridad. El último de estos consejos para revisar un coche de empresa después de las vacaciones consiste en comprobar que el vehículo cuenta con toda la documentación en regla: permiso de circulación, tarjeta de inspección técnica del vehículo con el último informe de la ITV y pegatina correspondiente pegada en el parabrisas. Y no te olvides de la etiqueta de la DGT.

Y además