Skip to main content

Noticia

Motor

Cómo evitar los atascos en verano

Atascos
No son inevitables... del todo.

Con el verano llegan los desplazamientos vacacionales, hordas de vehículos lanzándose a las carreteras y, por norma general, creando embotellamientos de proporciones épicas capaces de acabar con la paciencia incluso de la persona más tranquila del mundo. Mantengamos la calma, te contamos cómo evitar los atascos en verano.

Planifica el viaje

Todos sabemos cuáles son los días y las horas a las que se prevé un mayor número de desplazamientos: cambios de quincena, principio y final de mes, viernes después de comer, domingos a última hora… Evitar esos puntos críticos y salir a horas alternativas (muy de madrugada, entrada la noche, etc.) te evitará atascos innecesarios.

Usar el carril derecho

El principal debe de la gran mayoría de los conductores. El izquierdo está pensado únicamente para adelantar y, además, para hacerlo a una velocidad alta. Con cada cambio de carril se produce una disminución de la velocidad y todos hemos vivido situaciones en las que un usuario monta una enorme cola tras de sí al intentar adelantar a 121 km/h alguien que va por la derecha a 120 km/h.

Mantener las distancias de seguridad

Esto es algo que hay que hacer por seguridad, pero también para evitar atascos: si vas muy pegado al coche que te precede, si éste frena de repente, tendrás que clavar los frenos, produciendo el conocido como efecto acordeón en los coches que te sigan y pudiendo desencadenar un embotellamiento.

Evitar las distracciones

Aunque circules a la velocidad adecuada y manteniendo las distancias de seguridad, si no estás atento a la carretera cualquier cosa que ocurra te pillará desprevenido, por lo que tendrás que dar un frenazo inesperado o, peor, podrías tener un accidente que cause una retención.

Que el coche esté a punto

Quedarse tirado en la carretera no es plato de buen gusto, pero menos aún cuando se va camino al destino vacacional. Para ti será una faena, porque implicará estar tiempo de más esperando a la asistencia y a la reparación, pero para el resto, un coche en el arcén puede suponer una distracción importante.

Etiquetas:

atascos

Y además