Skip to main content

Noticia

Motor

¿Cómo electrificará Mazda al MX-5 de nueva generación?

Mazda MX-5

¿Cómo electrificará Mazda al MX-5 de nueva generación? Analizamos qué opciones tiene el fabricante japonés para desarrollar el nuevo modelo.

Hace poco más de una semana supimos que el futuro de Mazda es electrificado, aunque habrá un MX-5 de combustión. Esto forma parte de la estrategia de futuro de la compañía de Hiroshima, quien tiene como objetivo que, a partir de 2030, todos sus vehículos estén electrificados. Esto afectará incluso al Mazda MX-5, el modelo más deportivo de la actual cartera de productos de la marca. Pero, ¿cómo electrificará Mazda al MX-5 de nueva generación?

5 frikadas de Mazda que pocos conocen

Durante una entrevista reciente con la publicación japonesa Kuruma News, el máximo responsable de Mazda Motor Corporation, Takeji Kojima, indicó que el MX-5 continuará más allá de 2030, la fecha establecida por la marca para que el 25% de sus modelos sean vehículos eléctricos, mientras que el 75% restante ofrecerá algún tipo de electrificación. La publicación también indica que el MX-5 podría avanzar hacia una nueva generación con un motor de combustión interna que funcione con biocombustible.

Vídeo: la historia de la Transfagarasan y el Mazda MX-5:

VIDEO

VÍDEO: La historia de la carretera Transfagarasan y el Mazda MX-5 2019

¿Cómo electrificará Mazda al MX-5 de nueva generación?

Un portavoz de Mazda ha confirmado a Motor1 que el MX-5 del futuro será electrificado, aunque no está claro en qué medida o mediante qué sistema y tecnología logrará Mazda este objetivo. ¿Qué opciones tiene realmente la marca para electrificar al Miata? La opción más lógica sería un sistema microhíbrido de 48 V, que tiene una pequeña batería y un motor eléctrico acoplado directamente al motor de combustión. Esta parece la solución más inteligente si Mazda pretende conservar la característica de peso reducido del MX-5.

Una alternativa sería optar por la tecnología híbrida tradicional. En este caso, se equiparía un motor más potente separado del motor de combustión y una batería de mayor capacidad. El MX-5 tendría así la posibilidad de desplazarse utilizando tan solo energía eléctrica. La tercera opción, y también la menos probable, es optar por un sistema híbrido enchufable. Decimos la más improbable porque sería añadir mucho más peso al roadster, ya que los híbridos enchufables equipan un motor más potente y una batería de mayor capacidad, así como el cableado y la toma de carga.

Debemos tener en cuenta que el Mazda MX-5 ND actual tiene un peso de poco más de 1.000 kg en la versión con techo blando, así como una distribución de pesos perfecta 50/50. Añadir tecnología híbrida o híbrida enchufable, implicaría añadir más de 200 kilos en función de su configuración. Por otro lado, una versión 100% eléctrica parece descartada, al menos a corto plazo, ya que estos vehículos ofrecen un peso aún mayor. 

Fuente: Motor1

Y además