Noticia

En 15 años, todos los coches serán telemáticos

En 15 años, todos los coches serán telemáticos

Rebeca Álvarez

21/02/2014 - 11:09

En 15 años, todos los coches serán telemáticos. El número de coches dotado con conectividad móvil se multiplicará por siete en los próximos cinco años y su mercado alcanzará un valor de casi 40.000 millones de euros en 2018.

Todos los coches serán telemáticos dentro de 15 años, según informa la compañía Octo Telematics, pionera en el desarrollo de aplicaciones telemáticas en los sectores de seguros, 'renting' y automóvil. Aplicada al automóvil, la telemática sirve para que los vehículos puedan tener comunicaciones inalámbricas con el exterior, o incluso, entre los propios automóviles.

Los operadores móviles calculan que en 2018, el mercado global de coches conectados será tan rápido que pasará de tener un valor de 13.000 millones de euros en 2012 a 40.000 millones de euros en 2018.

Con este crecimiento del mercado de los coches telemáticos, según Octo, se pretende satisfacer la demanda de los reguladores y de los consumidores europeos, preocupados por la seguridad vial y la protección de pasajeros y peatones, aunque también por el entretenimiento, la información y la navegación desde el vehículo. En el IFA 2013 las marcas mostraron lo último en conectividad


La compañía italiana recuerda que no habrá que esperar mucho para conducir el coche del futuro, ya que desde el 1 de octubre de 2015, los nuevos turismos y furgonetas producidos en la Unión Europea deberán homologarse y comercializarse con un dispositivo eCall o llamada de emergencia integrado.

Para ello, los países miembros dispondrán de redes de telefonía móvil y centros de recepción de llamadas de emergencia PSAP (punto de respuesta de seguridad pública) adaptados al sistema. El sistema eCall podría salvar alrededor de 1.500 vidas en Europa (5% del número de muertos por accidentes de carretera, que son la octava causa de mortalidad en el mundo) y reducir las lesiones graves en un 6% anual.


Cuando esté operativo, el sistema eCall, de manera similar al accionamiento de los 'airbag', reconocerá que se ha producido un accidente y realizará una llamada automática al 112, al tiempo que enviará un MSD (conjunto mínimo de datos) como posición del vehículo y sentido de la marcha, el tipo y modelo de vehículo, entre otros.

En España, Octo Telematics ha equipado ya a más de 100.000 coches con dispositivos que funcionan como el sistema eCall y más de 2 millones de vehículos circulan en toda Europa con los dispositivos telemáticos de Octo, que han gestionado 480.000 accidentes.

En este sentido, las regulaciones positivas por parte de Europa, Rusia y Brasil, harán que los servicios telemáticos (integración de tecnología y comunicación) sean una realidad el próximo año. La telemática es el proceso de transmisión de información computerizada a larga distancia, que se realiza aplicando GPS (satélite y posición); GSM (telefonía) y sensores en los vehículos. Un ejemplo de ello es la Fórmula 1, en la que se controla con tecnología telemáticas y en tiempo real los parámetros más importantes y los datos clave de los coches en carrera.

Así, los coches telemáticos pueden elegir rutas o conocer el tráfico en tiempo real; dar avisos de avería o emergencia; localizar y recuperar el coche en caso de robo; estimar dinámicamente las emisiones o, incluso, bajar el importe de las pólizas de seguros, gracias a los datos sobre la forma de conducir que los dispositivos ofrecen a las aseguradoras", indica en una nota Davide De Sanctis, director de Octo Telematics para España y Portugal.

Además, según Octo, la telemática aplicada a los seguros de automóviles reduce en un 14% la frecuencia de las reclamaciones de los asegurados con respecto a las pólizas tradicionales. El coste medio por daños desciende en 100 euros, ya que en el caso de los daños leves, como es el caso del latigazo cervical, la reducción del coste medio asciende a 1.000 euros, señala Jonathan Hewett, responsable de Marketing de Octo.

La telemática permite además la personalización de las pólizas, ya que la relación que se establece entre compañía y cliente es mucho más directa y transparente con los seguros telemáticos, y los dispositivos integrados en los vehículos permiten definir el perfil de uso del conductor real, no del tomador de la póliza.

Con ello se consigue que la aseguradora pueda saber dónde, cuánto y cómo se usa el vehículo, de forma que puede evaluar el riesgo real y ajustar la póliza o personalizar la prima, y que el conductor cuente con una tecnología que le permita viajar más seguro y, además ahorrar dinero con respecto a su situación actual.

Gracias a la telemática, los coches del futuro serán casi autónomos. Aquí te dejamos un ejemplo viviente: el Mercedes S 500 Intelligent Drive, el coche autónomo:

Fuente: Agencia EFE.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches