Logo Autobild.es

Los cinco mejores motores de cuatro cilindros que han hecho las marcas francesas en la historia

mejores motores cuatro cilindros franceses

Hoy hacemos un repaso a los que para nosotros son los cinco mejores motores de cuatro cilindros que han hecho las marcas francesas en la historia. Estos propulsores son conocidos y respetados por varias razones, y todos ellos merecen ocupar un lugar en el salón de la fama.

Hace poco hablamos de los mejores motores de cuatro cilindros desarrollados por marcas alemanas. Hoy cambiamos de país y nos centramos en los fabricantes franceses para hacer un repaso a los que para nosotros son los cinco mejores motores de cuatro cilindros que han hecho estas marcas.

Estos motores, pertenecientes a marcas como Citroën, Peugeot y Renault, son famosos por varias razones, y por eso merecen estar en este ranking. Se trata de bloques de cuatro cilindros desarrollados hace ya algunas décadas que, por desgracia, ya no están disponibles en ninguno de los modelos que comercializan actualmente estos fabricantes.

2.0 HDI de Peugeot-Citroën

mejores motores cuatro cilindros franceses

Hablar de los mejores motores de cuatro cilindros que han hecho las marcas francesas en la historia y dejar fuera al famoso bloque 2.0 HDI de Peugeot y Citroën sería un sacrilegio. Esta mecánica, conocida a nivel interno como DW10, es un propulsor turbodiésel de 2.0 litros y cuatro cilindros que se lanzó al mercado en 1999 como reemplazo del anterior bloque XUD9.

Esta mecánica, que ofrecía 84 CV (solo en los vehículos comerciales), 90 CV y 110 CV, estuvo disponible en modelos como el Peugeot 406, el Citroën C5, el Peugeot 206 o el Citroën Xantia, por mencionar solo unos pocos. También hubo versiones de este motor con 120 CV, 136 CV, 140 CV, 150 CV y 163 CV que fueron equipados en modelos de marcas tan variadas como Fiat, Lancia, Ford y Volvo.

Este motor es famoso, especialmente en las versiones de 90 CV y 110 CV, por su robustez. Son capaces de soportar grandes kilometrajes sin problemas (siempre que se respete el mantenimiento) y, además, ofrecen una excelente relación entre prestaciones y bajo consumo de combustible.

coches de cuatro cilindros más rápidos de los 90

2.0 turbo del Renault 21 Turbo

mejores motores cuatro cilindros franceses

En el caso de motores de mayor rendimiento, la mecánica turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros que impulsaba al Renault 21 Turbo merece estar en esta lista. Este motor, que llegó al mercado en 1987 junto a la versión más extrema del R21, es un propulsor de aleación ligera y 1.995 centímetros cúbicos que rendía 175 CV de potencia.

La berlina francesa, diseñada para rivalizar con los grandes modelos alemanes, ofrecía un gran rendimiento gracias, precisamente, a este motor, lo que llevó a la gendarmería a utilizarlo en los años ’80 en su flota de vehículos de la Brigada de Intervención Rápida para dar caza a conductores que circularan por encima de los límites de velocidad.

Por si todo esto no fuera suficiente, tan solo se fabricaron 14.000 unidades del 21 Turbo, con capacidad suficiente para alcanzar los 227 km/h de velocidad máxima y disponible tanto en versión de tracción delantera como con tracción 4x4.

1.6 16V de Peugeot-Citroën

mejores motores cuatro cilindros franceses

Otro de los motores que merece estar entre los mejores propulsores franceses de cuatro cilindros es el bloque de gasolina y 1.6 litros de 16 válvulas de Peugeot y Citroën. Esta pequeña mecánica fue la encargada de impulsar a dos modelos especialmente conocidos en España, el Citroën Saxo VTS y el Peugeot 106 GTi/S16.

El motor de 1.6 litros y aspiración natural es lo suficientemente reactivo como para ofrecer una potencia de 120 CV con un par motor de 145 Nm. A la fiabilidad del motor de 16 válvulas se une el hecho de que PSA decidiera instalarlo en las versiones deportivas de dos utilitarios de segmento B, caracterizados por pesos que, dependiendo de la versión, eran inferiores a los 1.000 kilos.

1.4 turbo del Renault 5 Turbo y Turbo 2

mejores motores cuatro cilindros franceses

También hay lugar en este artículo para hablar de un coche clásico de culto como es el Renault 5. En este caso, de su versión turbo y del poderoso motor de cuatro cilindros ubicado en posición central que se encargaba de impulsarlo. 

El R5 Turbo equipaba un propulsor de 1.397 centímetros cúbicos equipado con un turbo Garrett T3 y un sistema de inyección mecánica K Jetronic de Bosch. El resultado de esta configuración mecánica eran 160 CV de potencia entregados a 6.000 rpm, lo que le permitía pasar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos.

1.9 litros de Peugeot-Citroën

mejores motores cuatro cilindros franceses

Cerrando este peculiar ranking con los mejores motores de cuatro cilindros que han hecho las marcas francesas en la historia tenemos el propulsor de gasolina y aspiración natural de 1.9 litros desarrollado por PSA. Este bloque fue el encargado de impulsar a las versiones más deportivas de algunos de los modelos más icónicos de Peugeot y Citroën.

El motor de 1.905 centímetros cúbicos se encargó de impulsar a modelos como el Peugeot 205 GTi, el Peugeot 309 GTi o el Citroën ZX Volcane. Capaz de desarrollar 130 CV con la culata de 8 válvulas y 160 CV con una de 16 válvulas, este motor ha pasado a los libros de historia de la compañía francesa como uno de los mejores bloques desarrollados en los años ’80.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.