Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

BMW iX Flow, el coche eléctrico que cambia de color: de blanco a negro, con solo tocar un botón

BMW iX Flow

El BMW iX Flow ha debutado en el CES 2022. Bajo el capó no hay nada que no se conozca hasta ahora. Se trata de una versión especial del coche eléctrico de la marca bávara, con 500 CV de potencia y carga rápida. Lo que le hace diferente se aprecia en el exterior y es que puede cambiar de color con solo tocar un botón.

El CES es la mayor feria tecnológica de cuantas se celebran a nivel internacional. Muchas de sus novedades no llegarán al mercado, pero adelantan parte de la tecnología que marcará el futuro a corto plazo de muchos sectores. Es, por tanto, un escaparate en el que las empresas presumen de su potencial tecnológico.

BMW ha sorprendido en la muestra americana con la presentación de una versión exclusiva del iX. Como decimos, la novedad está en la pintura que recubre toda la carrocería que puede pasar de blanco a negro con solo tocar un botón.

Tecnología de tinta electrónica

Lo que hace que el BMw iX Flow pueda cambiar de color como si de un camaleón se tratase es algo nuevo en la industria automotriz, pero no en otros sectores.

Se trata de la tecnología de tinta electrónica, la misma que se utiliza en los libros digitales para facilitar la lectura en diferentes condiciones de luminosidad y minimizando el daño que pueda causar a la vista.

Para el desarrollo del BMW iX Flow, la marca bávara se ha aliado con el especialista E Ink, una empresa que produce películas protectoras capaces de cambiar de color.

En realidad, lo que cambia de color en este BMW iX no es la pintura como tal, sino una capa adhesiva que se ha adherido a toda la carrocería del coche eléctrico y que es la genera el efecto visual. Según explican sus creadores, la película está formada por millones de pequeñas “cápsulas” que contienen pigmentos blancos (cargados de iones negativos) y negros (con iones positivos). 

¿Por qué interesa que el coche cambie de color?

Por el momento, el BMw iX Flow será una de esas presentaciones que demuestran qué tecnologías podrían aplicarse al mundo de la automoción pero que, a corto plazo, no estará disponibles en modelos de serie.

Lo cierto es que pasar de blanco a negro con solo tocar un botón como propone el iX Flow puede ser una gran ventaja para los coches eléctricos. Está demostrado que, en verano, los coches negros atrapan más el calor con lo que bajar la temperatura interior supone un esfuerzo extra para las baterías.

Pasar a blanco permitiría reducir el gasto de batería necesario para bajar la temperatura del habitáculo.

Y además