Skip to main content

Noticia

Motor

El BMW 128ti llega con 265 CV y tracción delantera

BMW 128ti
Nomenclatura clásica.

El heredero de las míticas siglas ‘TI’ de BMW (desaparecidas desde finales de los 90) ya está aquí: el BMW 128ti se presenta como la segunda alternativa más dinámica del BMW Serie 1, perdiendo en ciertos aspectos respecto al M135i, pero ganando en otros y colocándose en la “pomada” de los compactos deportivos del mercado.

Ya lo habíamos visto camuflado, pero las áreas tapadas eran tan escasas que pensábamos que estéticamente no traería consigo muchas novedades: no podíamos haber estado más equivocados. Está basado en el acabado M Sport, pero luce importantes rasgos distintivos acabados en rojo, como son las entradas de aire del paragolpes delantero, los faldones laterales y las salidas de aire del trasero. Además, las pinzas de freno son del mismo color y asoman tras unas llantas específicas de 18 pulgadas que opcionalmente (aunque sin sobrecoste) pueden ir envueltas en neumáticos Michelin Pilot Sport 4.

Prueba del nuevo BMW M135i

En interior del 128ti sigue una senda similar, estando presente el rojo en las costuras de contraste de asientos, alfombrillas, volante y reposabrazos delantero, que además lleva bordado el nombre de la versión, mientras que los cinturones lucen la tríada de colores de M Motorsport de manera bastante discreta.

Lo importante, sin embargo, se centra en el apartado mecánico. Emplea el mismo motor 2.0 TwinPower Turbo del M135i, aunque aquí solo desarrolla 265 CV y se asocia con una transmisión Steptronic de 8 relaciones, así como con un sistema de tracción delantera con diferencial autoblocante mecánico Torsen que permite rebajar 80 kilos el peso del conjunto.

Además, cuenta con un sistema de frenos de alto rendimiento y con una suspensión deportiva que rebaja en 10 milímetros la altura de la carrocería.

El BMW 128ti se pondrá a la venta en noviembre en España, con un precio que arranca en los 42.900 euros.

Y además