Skip to main content

Noticia

Bentley Mulsanne W.O. Edition: 100 unidades de centenario

Bentley Mulsanne W.O. Edition

Con su antepasado dentro.

10 de julio de 1918: Bentley nace. 100 años después, para celebrar el centenario, una marca de este calibre no se iba a limitar a hacer algo estándar, la firma británica tenía algo muy especial guardado en la manga: el Bentley Mulsanne W.O. Edition.

VÍDEO: Bentley Mulsanne en acción: así luce su renovado aspecto

“¿Y qué tiene de especial?”, preguntarán muchos. “Series limitadas de 100 unidades las hemos visto muchas veces”, apuntarán otros, y no les falta razón. Pero, ¿en cuantas ocasiones cada uno de esos ejemplares llevaba dentro un parte de un modelo icónico para la marca? ¡Ah! Entonces la cosa cambia.

Y es que el centenar de Bentley Mulsanne W.O. Edition tiene guardado dentro de una vitrina en la mesa trasera situada entre las dos plazas un trozo del cigüeñal del Bentley 8 Litre. Dicho nombre no sonará a muchos, pero es un modelo muy importante, como podréis comprobar por su historia.

Las llantas más locas del Mulsanne

El coche, una mole de 5,5 metros de largo, nació en 1930 e innovó mucho para la época, con soluciones como pistones de aluminio para sus seis cilindros, cuatro válvulas por cada uno de estos o la culata por fundición. Como es normal, Sir Walter Owen Bentley, fundador de la marca, se hizo con una unidad, la segunda en salir de la línea de producción, pero se vio obligado a venderla a causa de la Crisis del 29. No fue hasta mucho más adelante, en 2006, cuando Bentley pudo recuperarlo.

El detalle de poseer una pedazo de ese cigüeñal es de lo más exclusivo pero, por si fuera poco, los Bentley Mulsanne W.O. Edition cuentan también con una pintura Onyx, parrilla cromada, la firma del fundador tanto en el exterior como en el interior, madera de cuatro tipos en el habitáculo y una tapicería de cuero exclusiva en tono Fireglow Heritage.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas