Skip to main content

Noticia

El Batmóvil es todavía más salvaje en La Liga de la Justicia

Batmóvil
Batman prepara su vehículo para el nuevo enfrentamiento reforzando sus defensas y añadiendo más potencia de fuego.

Durante estos días se está celebrando la San Diego Comic Con, uno de los eventos anuales más importantes del mundo de la ciencia ficción y superheroico. Las principales compañías reservan para la cita sus anuncios más potentes del año y, en el caso de DC y Warner Bros, uno de los más relevantes ha sido la presentación de un nuevo tráiler de La Liga de la Justicia. El film, que se estrenará en noviembre, quiere aprovechar la inercia positiva cosechada por Wonder Woman y así consolidar un universo cinematográfico compartido que recorte distancias con el creado por Marvel.

VÍDEO: El nuevo LEGO® Batmóvil de Chevrolet

Pero lo que nos interesa, como aficionados de motor, es que en la película aparecerá Batman y cada vez que el Caballero Oscuro hace acto de presencia, también llega con él una nueva variante del Batmóvil. Tratándose de una entrega que cronológicamente ocurre tras los hechos vistos en Batman v Superman, lo lógico es que el vehículo sea una evolución del que ya vimos en ésta y que Bruce Wayne haya aprendido de su encontronazo con el Hombre de Acero para mejorarlo.

El cambio de imagen no es radical, ya que básicamente sigue siendo el mismo, con una estructura blindada y reforzada heredada del Tumbler que vimos en la trilogía de Nolan, pero mucho más atlético y afilado. ¿Las diferencias? Básicamente el murciélago ha optado por añadir más potencia de fuego: el arsenal cuenta ahora con más rifles, ametralladoras y lanzamisiles, incluyendo calibres 50 y un cañón de dimensiones considerables para cuya instalación directamente se ha eliminado el asiento del copiloto. Warner ha declarado que el vehículo mide más de seis metros de largo, pesa más de 3.800 kilos y puede alcanzar una velocidad de de 330 km/h. Además, para quienes quieran tener uno, Mattel va a sacar a la venta versiones a escala de radiocontrol.

Y además