Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Audi e-tron: así funcionan sus retrovisores de cámara

Retrovisores de cámara Audi e-tron
¿Se popularizarán?

El Audi e-tron es, con razón, el modelo de Audi más esperado de los últimos años. Supone la irrupción de la marca de los cuatro aros en el segmento de los eléctricos y, tanto por ello como por su condición de SUV grande, es un buque insignia para la firma. Por tanto, no extraña nada que llegue cargado con tecnología de todo tipo. Te explicamos cómo funcionan sus retrovisores de cámara.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

A priori puede parecer un elemento que reemplaza a uno ya existente, siendo mucho más caro y sin aportar mucho a sus funciones básicas, pero lo cierto es que no es así, al menos del todo. Lógicamente el precio de un retrovisor-cámara es mucho mayor que el de uno convencional, pero también ofrece ventajas sobre este.

VIDEO: Así funcionan los espejos retrovisores del Audi e-tron 2019

Missing media item.

La tradicional estructura con el espejo es reemplazada por sendas cámaras, una a cada lado del vehículo, colocadas sobre un soporte, pero mucho más fino, lo que ayuda al desempeño aerodinámico del coche.

Éstas capturan imágenes de alta calidad que son procesadas digitalmente y mandadas de manera prácticamente simultánea a dos pantallas OLED de alto contraste, con una resolución de 1.200 x 800 píxeles, que están colocadas justo por delante de los tiradores de las puertas, cerca del pilar A, zona a la que cualquier conductor mira ya por inercia debido a estar acostumbrado a utilizar los retrovisores convencionales.

Probamos el Audi e-tron

Las pantallas son táctiles, lo que permite ajustarlas hasta tener la mejor vista con solo tocarlas. No solo eso, también adaptan su ángulo de manera automática en función del tipo de maniobra que se vaya a realizar: si se pone el intermitente hacia la derecha se favorecerá la visión hacia ese lado, igual que se si se pone el izquierdo o la marcha atrás.

Missing media item.

Además, de base tienen la ventaja tanto de ofrecer un ángulo de visión más amplio como de eliminar el ángulo muerto, algo que un espejo convencional no puede hacer y que cuya única solución hasta ahora eran los avisadores. No es el único pro de los retrovisores de cámara del Audi e-tron, y es que la compañía también afirma que el tipo de sensores con los que cuentan hacen que sean anti-deslumbramiento, capturen una imagen más nítida y sean mejores durante la conducción nocturna.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además