Skip to main content

Noticia

Aston Martin DB11 by Mansory, más miga en todos los sentidos

Aston Martin DB11 by Mansory
Jorge Morillo

El Aston Martin DB11 pasa por los talleres de Mansory para acabar dando como resultado una de esas preparaciones que, sin perder un ápice de la esencia del vehículo original, lo mejora en todos los sentidos, motor y prestaciones inclusive.

El Salón de Ginebra no es un coto privado de las grandes marcas de coches. También los preparadores tienen su hueco para presentar sus últimos trabajos, como es el caso del Aston Martin DB11 y Mansory. Conocido como proyecto Mansory Cyrus, estamos ante una de esas transformaciones que mantiene la esencia del coche que se retoca, pero mejorando todas y cada una de sus partes. Tanto la estética como la mecánica.

Lo primero que salta a la vista con este Aston Martin DB11 de Mansory es una serie de elementos añadidos en su carrocería, destinados a mejorar la aerodinámica y fabricados en fibra de carbono. En concreto, nos referimos a un paragolpes delantero que estrena diseño gracias a la inclusión de un nuevo splitter, unas tomas de aire que han modificado su forma y un capó también rediseñado. Por su parte, la vista lateral muestra unos nuevos faldones más agresivos, mientras que en la zaga se instala un alerón, un difusor de aire y, de nuevo, un paragolpes modificado.

No te pierdas: Las novedades de Mansory en el Salón de Ginebra

El interior del Aston Martin DB11 by Mansory también presenta retoques por doquier, lo que supone la presencia de un volante rediseñado, unos asientos tapizados en Alcántara de color blanco, diversos detalles en fibra de carbono y unas costuras de color verde que hacen juego con el color elegido para la carrocería del vehículo. El detalle curioso lo tenemos al abrir las puertas del mismo, momento en el cual aparecen unas luces con el nombre del preparador.

En lo que se refiere al motor, Mansory ha puesto toda la carne en el asador con el motor V12 Twin-Turbo, del que se extraen más potencia y par máximo. Una reprogramación electrónica, la instalación de un nuevo filtro de aire y la presencia de un nuevo sistema de escape en acero inoxidable hacen que la joya británica alcance 700 CV y 850 Nm, lo que se traduce en el asfalto en una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y en una velocidad máxima de 330 km/h.

El incremento de potencia y prestaciones del Aston Martin DB11 by Mansory viene además acompañado de una serie de cambios pensados para mejorar su comportamiento dinámico, entre los que encontramos la implantación de unos muelles más deportivos que reducen la altura del coche en 35 milímetros, lo que se acompaña de unas nuevas llantas forjadas de 22 pulgadas.

Lecturas recomendadas