Skip to main content

Noticia

Así funcionaba la navegación GPS... ¡en los años 70!

navegación GPS

Aunque parezca un invento relativamente reciente, la navegación GPS tuvo su precursor allá por los años 70 con un sistema que utilizaba el cassette del coche. ¿Quieres saber cómo funcionaba? Sigue leyendo...

Ya sea a través de nuestros modernos smartphones o desde el propio sistema multimedia de nuestro coche, la navegación GPS se ha convertido en uno de esos elementos imprescindibles en nuestra vida. De hecho, un servidor recuerda con añoranza esos tiempos en los que presumía de su buen sentido de la orientación, perdido ahora entre las bondades de la tecnología. Habrá que conformarse con aquello de que el fin justifica los medios y que ahora llegamos prácticamente siempre a nuestro destino aunque jamás hayamos estado en él. Pero no, esto no es algo que se haya inventado ahora, sino que tiene su sistema precursor ¡en los años 70! Observa:

Parece mentira pero sí, hace casi medio siglo que los GPS existen, aunque en los comienzos de los años 70 no eran ni mucho menos tan sofisticados. El sistema de entonces era conocido como la navegación por cassette, y funcionaba a través de unos pitidos que variaban su duración. Ésta indicaba cuántos kilómetros debía avanzar el vehículo antes de que el conductor tuviese que atender a la siguiente instrucción (igualito que los Tom Tom actuales).

No te pierdas: ¿Qué navegador debo comprarme?

Para que esta navegación GPS tan arcaica funcionase correctamente, el coche contaba con una unidad de control situada bajo el cuadro de mandos y conectada al cuentakilómetros. Además, para no caer en errores, era necesario programar cada sistema en función del coche que lo fuese a utilizar, especificando además el tamaño del neumático que éste montaba.

Como os podéis imaginar, no era el sistema más preciso del mundo, y en muchas ocasiones había que apoyarse en los mapas que todos hemos utilizado hasta la llegada de los navegadores actuales. Y, obviamente, el sistema no tenía en cuenta posibles imprevistos durante los viajes, como por ejemplo el encontrar una carretera cortada o un accidente que nos fuera a retrasar. Si nos encontrábamos con algo así, tocaba volver al punto inicial para que nuestra guía fuese la correcta.

Este sistema tan precario de navegación GPS no pasó de su fase prototipo, pero sin duda fue un primer paso para lo que hoy en día vemos como algo normal. Todos los comienzos son duros que se suele decir, ¿o no?

Lecturas recomendadas