Skip to main content

Noticia

Competición

¿Por qué Alonso no quiere decir aún que va a correr el Dakar?

Fernando Alonso

Aunque lo parezca, la participación de Fernando Alonso con Toyota en el Dakar 2020 todavía no es oficial... ¿por qué?

¿Por qué Fernando Alonso aún no quiere decir que va a correr el Dakar? Esta es una pregunta que probablemente te hayas hecho después de leer las noticias que han aparecido hoy… La respuesta, a continuación.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Declaraciones de Fernando Alonso desde Namibia

Fernando Alonso y Toyota han anunciado que a partir de esta semana comienzan un intenso programa de test para valorar una posible participación en el Rally Dakar en 2020. Estas pruebas incluyen diversas jornadas de test en Sudáfrica, Oriente Medio y Europa, simulando situaciones a las que se encontrarán los pilotos en Arabia Saudí, y también la participación en la Harrismith 400, prueba del “Campeonato Sudafricano de Cross Country”.

En el comunicado emitido por Toyota lo único que se oficializa es esta preparación para el rally, no se confirma ni se desmiente que Alonso vaya a tomar parte en el Dakar 2020. Pero, ¿iba Alonso a meterse en todo este lío para no participar en el Dakar? ¿Iba a despejar toda su agenda de la segunda mitad de 2019 para esto? ¿y a rechazar posibles ofertas? 

Alonso es conocido por hacer las cosas solo cuando tiene todo bien atado y asegurado, y más a estas alturas de su carrera deportiva.Aún hay muchos cabos por atar y hasta entonces no firmará su participación en el rally más duro del mundo.

Alonso nunca ha participado en este tipo de competición

Alonso Toyota Hilux Dakar

Fernando Alonso nunca ha participado en un rally y no puede embarcarse en el más complicado que existe sin ninguna experiencia. En los próximos meses participará a modo de test en la Harrismith 400, una carrera del campeonato sudafricano. Será su primer raid, después de haber tomado parte en una buena serie de test en distintas condiciones.

Para ese entonces ya estaremos a mediados de septiembre, con el Rally de Marruecos en octubre en el punto de mira. En esta competitiva prueba (donde ni Alonso ni Toyota tienen confirmada la participación) los pilotos suelen ponerse a prueba antes del Dakar, y ahí sí que habrá importantes rivales donde medirse. Si corre allí, podemos dar prácticamente por hecho que Fernando estará en Arabia Saudí a principios de enero.

Tampoco ha corrido con un coche de rallys ni acompañado por un copiloto

Fernando Alonso con el Toyota Hilux del Dakar

El Toyota Hilux 4X4 – que, por cierto, es el coche con el que Al-Attiyah ganó el Dakar hace unos meses -, es prácticamente un desconocido para Alonso. Apenas ha hecho con él dos días de test en marzo, más los que está completando esta semana. Tampoco tiene conocimiento mecánico del vehículo, algo que es muy necesario en el Dakar, teniendo en cuenta que puede haber averías o roturas mecánicas que el propio piloto y copiloto deben subsanar.

Fernando tampoco ha competido nunca con un copiloto a su derecha. El entendimiento con el navegante, que probablemente será Marc Coma – cinco veces ganador del Dakar en motos -, es clave para elegir los caminos correctos y evitar los peligros que haya en la ruta.

Hay que tener en cuenta que el Dakar es una competición en “campo abierto” en la que hay que ir pasando minuciosamente por los puntos de control marcados por la organización. Hasta el momento, Alonso solo ha participado en carreras en circuito, en un asfalto predecible, donde no hay posible pérdida ni improvisación como sí la hay en el Dakar. Es una historia completamente distinta.

Solo correrá el Dakar si se ve con opciones de ser competitivo

Alonso probando el Hilux del rally Dakar

Teniendo en cuenta todos estos retos que Alonso afronta iniciando la preparación para el Dakar, queda muy claro que solo tomará parte en la carrera si se siente preparado para afrontar el rally más duro del mundo y se ve con opciones de luchar con los más fuertes. Igual no para batir a un Peterhansel, Al-Attiyah o a un Sainz, pero sí para estar cerca de ellos.

En el Dakar puede ganar cualquiera… pero cualquiera que esté en la parte alta de la clasificación continuamente. Como otras pruebas de resistencia, se trata de una carrera de eliminación, en la que la mecánica y la destreza de piloto y copiloto han de funcionar en perfecta armonía, y luego tener en cuenta el factor suerte. Si una de estas piezas no funciona bien, la victoria es imposible.

Carlos Sainz y Al Attiyah en el Dakar 2019

A estas alturas de su carrera deportiva, Alonso solo va a correr si tiene opciones de ser competitivo. Parece que su coche será rápido, también que tendrá un buen copiloto a su derecha – los pilotos de motos son expertos navegantes – y la suerte no depende de él… Así que solo tendremos a Alonso en el Dakar sí él siente que tiene opciones de ser tan rápido como lo ha sido en otro campeonato en el que ha participado..

Imagen: Toyota
 

Y además

Más de Fernando Alonso, mucho futuro por delante