Skip to main content

Noticia

Competición

Álex Palou acaricia la victoria en las 500 Millas de Indianápolis

Castroneves y Palou

Histórico segundo puesto para el español. Es el mejor resultado de un piloto de nuestro país en la Indy 500.

Álex Palou ha estado a punto de hacer historia en Indianápolis y de convertirse en el primer piloto español que gana las míticas 500 Millas de Indianápolis. El catalán ha luchado hasta el final de la carrera por el triunfo con Hélio Castroneves, que sacó partido de un adelantamiento al español a falta de dos vueltas para la bandera a cuadros. El segundo puesto de Palou es el mejor resultado de un español en la Indy 500, superando el cuarto puesto de Oriol Servià en 2012.

Alex Palou

A pesar de que no haya habido tantos incidentes como acostumbra, las 500 Millas de Indianápolis han sido tan emocionantes como siempre, y también muy rápidas, con una media de nada menos que 306 km/h. Las diferencias en la cabeza de carrera han sido mínimas durante las 200 vueltas de competición y Alex Palou, que salía desde la sexta posición, ha estado siempre luchando entre las primeras posiciones, dejando muy claro que ha llegado a la Indycar para quedarse.

Después de un accidente de Bobby Rahal en la vuelta 119, tras una parada en boxes en la que no le colocaron bien una rueda en boxes, Palou se colocó en cabeza de carrera. El catalán, desde entonces, mantuvo una pugna continua con Hélio Castroneves - tres veces ganador de la Indy 500 -  por el liderato, con el mexicano Patricio O'Ward tercero, viendo cómo los dos primeros se adelantaban una y otra vez.

Palou mantuvo un ritmo brutal en los últimos giros, impidiendo constantemente que Castroneves le adelantara. El brasileño se mantuvo a su rebufo los últimos giros, pero Alex logró mantener el primer puesto, superando por momentos a un piloto con nada menos que 21 participaciones en esta mítica carrera. Para Palou, esta era la segunda vez que tomaba parte en una carrera muy dura para los 'rookies'. El final, sin embargo, no fue como llevábamos muchas vueltas soñando.

A falta de siete vueltas para el final, Castroneves logró adelantar al catalán, pero Palou regresó a la cabeza justo dos vueltas más tarde. Pero no fue suficiente. A falta de dos, el experimentado Hélio se la devolvió y se escapó esta vez, aprovechando el rebufo de los doblados que tenía delante. Palou vio la bandera de cuadros justo tras el brasileño, que logra su cuarto triunfo en el legendario óvalo. Para Álex, el segundo puesto será muy importante de cara al campeonato, puesto que esta cita puntúa doble... Y dentro de un año, seguro que el español vuelve a hacernos vibrar durante este gran evento.

Imagen: Motorsport Images

Y además